23 de mayo de 2012

Tuits, IBI y Caritas

Decíamos ayer que convenía tener en cuarentena todo aquello que no seamos capaces de contrastar por nosotros mismos.Viene todo esto a colación de la polémica que ha arreciado estos últimos días acerca de la Iglesia, el IBI y las declaraciones de Rouco Valera acerca del impuesto. Básicamente -y así lo recogen en el cuerpo de la noticia Público.es, El País, El Mundo o ABC- el cardenal afirmó que la Iglesia se somete a la ley, como tantas entidades sin ánimo de lucro, y que está exenta de pagar el IBI. Y que si cambia la ley, pues se pagará el impuesto, pero que, obviamente, esto podría repercutir en la labor social de la Iglesia, como la de Caritas. El razonamiento es bastante obvio. Si tengo 100 € de presupuesto, de los cuales 80 van para Caritas y 20 para otras cosas, si además tengo que pagar 10 € de IBI, me quedan 70 € para Caritas, por lo que lo lógico es que el resto de partidas bajen para compensar el impuesto, salvo que, como dice el cardenal, los fieles amplíen su colaboración. Y si hay que pagar, se paga, que la Iglesia no es una excepción en este campo. Las entidades sin ánimo de lucro no lo pagan tampoco. Y además, estamos hablando de que sólo están exentos los edificios dedicados al culto o a la evangelización. La vivienda de un sacerdote, por ejemplo, sí paga el IBI. Hasta ahí todo claro, ¿no?.
    Pues no. A tenor de los titulares de los diferentes diarios, las declaraciones de Rouco son un razonamiento de lo que ocurrirá si se paga el impuesto -habrá menos dinero para otras cosas- excepto para Público, que es una amenaza en toda regla de eliminar la labor social de Caritas.
    Y ahí entró el twitter. Circuló un post en un blog en el que se afirmaba que ¡La Iglesia sólo cubre el 1% del presupuesto de Caritas! Como no me lo podía creer, leí antentamente el artículo.  Basándose en datos de alguna diócesis, explicaba, con razón, que el presupuesto de Caritas se basa sobre todo en dos partidas de ingresos: Subvenciones (38%)  y donativos (61%) y que el resto lo aportaba la Iglesia (un exiguo 1%). A partir de ahí afirmaba que si Rouco "amenazaba con quitar la aportación de la Iglesia a Caritas" no se vería resentida porque sólo afecta al 1%. Hay que decir que los datos son correctos. Son de la propia Caritas Nacional. Pero parten de dos premisas totalmente equivocadas: 
  • La primera, considerar que el presupuesto de Caritas a nivel nacional, es el de Caritas en España,  incluyendo las caritas diocesanas o parroquiales, cuando no es así. Para entendernos utilizaré un símil: Es como si considerásemos que el presupuesto de la Federación Española de Fútbol es el presupuesto del fútbol español, sin considerar los de cada uno de los clubes (desde el Madrid y el Barça al modesto Barrio La Luz CF) o de la propia LFP. Es imposible cuantificar, por tanto, cuál es el presupuesto de Caritas en España, aunque ya les digo que la proporción de 61-38 se disparará a niveles de un 90-10, puesto que las caritas parroquiales se nutren prácticamente de manera exclusiva de las aportaciones de los fieles en el cepillo parroquial. Eso sin contar con los donativos en especie: muebles que se regalan; carritos de bebé, alimentos o ropa que se proporcionan a familias sin recursos;  recibos de luz, teléfono o gas que se pagan; alquileres e incluso recibos de préstamos que asumen matrimonios y familias porque no se pueden pagar...y un larguísimo etcétera imposible de relatar, al menos aquí.
  • En segundo lugar, porque parte del error de considerar que la Iglesia sólo asume el 1% del presupuesto, cuando en realidad asume el 100%. Me explico. La Iglesia no tiene recursos propios, salvo los que pueden derivarse de alguna actividad económica como alquileres, fundaciones, etc. que siempre será un porcentaje ínfimo en el montante total. Lo lógico es que Caritas, como institución de la Iglesia, se financie con los donativos de los feligreses (las colectas del domingo y las aportaciones que éstos hacen de manera periódica) y las subvenciones a las que concurra. Eso sin contar que en la mayoría de ocasiones, los gastos derivados del funcionamiento de Caritas -teléfono, papelería, material, locales...- los asume directamente la parroquia por usar las dependencias de ésta.
    Decir que la Iglesia no financia a Caritas porque la mayoría de ingresos provienen de particulares y subvenciones es un absurdo. Volviendo al símil futbolístico es como decir que el Barça no le paga el sueldo a Messi, sino que lo hace de manera altruista Nike, los socios o los accionistas de Mediapro, sin que medie el Barça por ningún lado. Y creo que ahí está el quid de la cuestión. El interés en que se vea a Caritas como una ONG más, que nada o poco tiene que ver con la Iglesia, cuando son sus voluntarios -católicos y por lo tanto Iglesia- los que la hacen funcionar a cambio de nada y los católicos -la Iglesia- los que mediante sus donativos la sostienen.
    ¿Que hay que quitarle el privilegio (sic) a la Iglesia de no pagar el IBI de sus templos? Vale. Anulemos la ley y quitemos ese privilegio (sic) a todas las entidades sin ánimo de lucro, a los sindicatos, a los partidos  y a todos los que se acogen a ese decreto que lo ampara. Sin embargo, no he escuchado a nadie que lo reclame.
   Y si se trata de recaudar más IBI, eliminemos también los beneficios fiscales a las familias numerosas, a los ancianos, a los parados y a los minusválidos. 
    Así yo también pagaré un poco más de IBI.

3 comentarios:

Jose Luis dijo...

Buenas Arturo,

Soy el autor del artículo que dices que "circuló por Twitter", así que he pensado que estaría bien hacer algunas aclaraciones por alusiones, ya que seguramente ninguno de los que lo twiteó lo vaya a hacer...

Antes, te agradezco que defiendas tu punto de vista de forma razonable y con educación, sin entrar descalificando. No hay muchos así, ni en un "bando" ni en el otro la verdad.

A lo que iba:

1) Aclarar que el artículo es ANTERIOR a la polémica de las declaraciones de Rouco (se puede ver la fecha). Es sólo para aclarar que el hecho de que se usara para "contestar a Rouco en twitter" fue por la casualidad (aunque cueste creerlo) de que me dio por escribir sobre el tema unos días antes.

2) Que por cierto, me dio por escribir sobre el tema porque, al igual que tu dices, mirando los datos me sorprendió mucho esa aportación del 1-2%, así que creí que merecía la pena publicarlo.

3) A partir de ahí afirmaba que si Rouco "amenazaba con quitar la aportación de la Iglesia a Caritas" no se vería resentida porque sólo afecta al 1%.

Esté de acuerdo o no con esa afirmación, sólo decir que yo nunca dije eso en mi web (ya que, insisto, lo de Rouco ocurrió días después).

4) Sobre el primer punto de tu argumento, me temo que el presupuesto desglosado que da Cáritas en sus informes ya incluye todas esas donaciones a nivel parroquial. Los donativos en especie sí que es verdad que no entran en ningún sitio, así como la cesión de espacios, difíciles de cuantificar. Aún así, desde un 1-2% hasta el 100% hay tantos millones de euros que provienen de otras fuentes que, creo, merecen llamarse ingresos mayoritarios.

5) "En segundo lugar, porque parte del error de considerar que la Iglesia sólo asume el 1% del presupuesto, cuando en realidad asume el 100%...Y creo que ahí está el quid de la cuestión. El interés en que se vea a Caritas como una ONG más, que nada o poco tiene que ver con la Iglesia, cuando son sus voluntarios -católicos y por lo tanto Iglesia- los que la hacen funcionar a cambio de nada y los católicos -la Iglesia- los que mediante sus donativos la sostienen. "

Entiendo que muchos tengáis ese punto de vista pero creo que os falta un poco de sentido crítico, porque:
a) Presentándola de esta forma, estáis dando la razón a lo que contaba en el post: que del dinero que la CEE/Iglesia recauda por la famosa casilla, casi nada va a Cáritas sino que funciona gracias a lo que aportan (en dinero y tiempo) voluntarios.
b) Que Rouco diga que por pagar IBI va a tener
que reducir su ayuda a Cáritas, entendido el punto anterior, hay que reconocer que es bastante... hipócrita cuanto menos, ya que aunque sí aporte algo de dinero metálico, la inmensa mayoría entra por otro lado (voluntarios privados, católicos o no, eso da lo mismo).

6) ¿Que hay que quitarle el privilegio (sic) a la Iglesia de no pagar el IBI de sus templos? Vale. Anulemos la ley y quitemos ese privilegio (sic) a todas las entidades sin ánimo de lucro, a los sindicatos, a los partidos y a todos los que se acogen a ese decreto que lo ampara.

Esto ya no tiene nada que ver con lo que escribí (ya que, recuerdo, lo hice antes de que saltara la polémica), pero te doy la razón en que a veces se ataca a la Iglesia en exclusiva cuando deberían ir todos en el mismo bloque. También es verdad que probablemente sea la Iglesia la que más inmuebles tenga de todos esos colectivos, pero no por eso habría que hacer un trato discriminatorio hacia la Iglesia dejando el "privilegio"/excención fiscal para otros.

Y en cualquier caso, aunque se esté de acuerdo en que deban seguir sin pagar IBI tanto Iglesia como ONGs en general, los datos de la financión de Cáritas, en cuanto a dinero en efectivo, son muy, muy claros.

Un saludo,
Jose Luis

www.elcarrermajor.com dijo...

Ok. Te contesto en otro post.
Un saludo.

Rafael Benítez dijo...

José Luis, el dinero que sale de la casilla no va a pagar tampoco el IBI. Ese impuesto correrá a cargo de las parroquias, congregaciones, organismos y obispados titulares. El dinero de la casilla financia el funcionamiento general de la Iglesia española y tiene su desglose en las cuentas que la CEE presenta. Si se empezó a destinar una aportación extraordinaria de ese fondo a Cáritas fue por la situación que se está viviendo, pero por fuerza tiene que ser poca cosa comparado con el total que sí que sale de la Iglesia en general. En mi parroquia prácticamente la mitad de los ingresos ordinarios por colectas van a Cáritas, el resto para el funcionamiento y mantenimiento general. Aún así hay donativos extra y ayudas a quien se presenta fuera de horario en según qué circunstancias. Y si se quieren hacer gastos extra, hay que hacer alguna verbena o algo así, la parroquia no anda sobrada con lo que queda.
No sé, parece que en este tema hay mucha demagogia por ahí.
Tienes razón en una cosa, si aumentan lo gastos por impuestos por lo que sea, los últimos en verse afectados serán los gastos de Cáritas, antes se quedarán sin arreglar las goteras o sin cambiar los cristales rotos de la parroquia. Te lo digo yo.