29 de mayo de 2012

En respuesta a José Luis

Traslado aquí el comentario que amablemente me hizo llegar el autor del blog "Ciencia explicada" para hacerme eco de sus puntualizaciones y poder darles respuesta.
Buenas Arturo, 
Soy el autor del artículo que dices que "circuló por Twitter", así que he pensado que estaría bien hacer algunas aclaraciones por alusiones, ya que seguramente ninguno de los que lo twiteó lo vaya a hacer...
Antes, te agradezco que defiendas tu punto de vista de forma razonable y con educación, sin entrar descalificando. No hay muchos así, ni en un "bando" ni en el otro la verdad.
A lo que iba: 
1) Aclarar que el artículo es ANTERIOR a la polémica de las declaraciones de Rouco (se puede ver la fecha). Es sólo para aclarar que el hecho de que se usara para "contestar a Rouco en twitter" fue por la casualidad (aunque cueste creerlo) de que me dio por escribir sobre el tema unos días antes. 
2) Que por cierto, me dio por escribir sobre el tema porque, al igual que tu dices, mirando los datos me sorprendió mucho esa aportación del 1-2%, así que creí que merecía la pena publicarlo. 
3) A partir de ahí afirmaba que si Rouco "amenazaba con quitar la aportación de la Iglesia a Caritas" no se vería resentida porque sólo afecta al 1%.
Esté de acuerdo o no con esa afirmación, sólo decir que yo nunca dije eso en mi web (ya que, insisto, lo de Rouco ocurrió días después).
4) Sobre el primer punto de tu argumento, me temo que el presupuesto desglosado que da Cáritas en sus informes ya incluye todas esas donaciones a nivel parroquial. Los donativos en especie sí que es verdad que no entran en ningún sitio, así como la cesión de espacios, difíciles de cuantificar. Aún así, desde un 1-2% hasta el 100% hay tantos millones de euros que provienen de otras fuentes que, creo, merecen llamarse ingresos mayoritarios.
5) "En segundo lugar, porque parte del error de considerar que la Iglesia sólo asume el 1% del presupuesto, cuando en realidad asume el 100%...Y creo que ahí está el quid de la cuestión. El interés en que se vea a Caritas como una ONG más, que nada o poco tiene que ver con la Iglesia, cuando son sus voluntarios -católicos y por lo tanto Iglesia- los que la hacen funcionar a cambio de nada y los católicos -la Iglesia- los que mediante sus donativos la sostienen. " 
Entiendo que muchos tengáis ese punto de vista pero creo que os falta un poco de sentido crítico, porque: a) Presentándola de esta forma, estáis dando la razón a lo que contaba en el post: que del dinero que la CEE/Iglesia recauda por la famosa casilla, casi nada va a Cáritas sino que funciona gracias a lo que aportan (en dinero y tiempo) voluntarios. b) Que Rouco diga que por pagar IBI va a tener que reducir su ayuda a Cáritas, entendido el punto anterior, hay que reconocer que es bastante... hipócrita cuanto menos, ya que aunque sí aporte algo de dinero metálico, la inmensa mayoría entra por otro lado (voluntarios privados, católicos o no, eso da lo mismo).
6) ¿Que hay que quitarle el privilegio (sic) a la Iglesia de no pagar el IBI de sus templos? Vale. Anulemos la ley y quitemos ese privilegio (sic) a todas las entidades sin ánimo de lucro, a los sindicatos, a los partidos y a todos los que se acogen a ese decreto que lo ampara.
Esto ya no tiene nada que ver con lo que escribí (ya que, recuerdo, lo hice antes de que saltara la polémica), pero te doy la razón en que a veces se ataca a la Iglesia en exclusiva cuando deberían ir todos en el mismo bloque. También es verdad que probablemente sea la Iglesia la que más inmuebles tenga de todos esos colectivos, pero no por eso habría que hacer un trato discriminatorio hacia la Iglesia dejando el "privilegio"/excención fiscal para otros. 
Y en cualquier caso, aunque se esté de acuerdo en que deban seguir sin pagar IBI tanto Iglesia como ONGs en general, los datos de la financión de Cáritas, en cuanto a dinero en efectivo, son muy, muy claros.
Un saludo.
En primer lugar me gustaría agradecer a José Luis que se haya tomado la molestia de pasarse por aquí. Nuestro blog es muy de andar por casa y me sorprende la repercusión que ha tenido mi post.
Lo que no debería sorprendernos, en cambio, es que podamos discutir o debatir acerca de este y cualquier tema con educación y sin insultos. Debo suponer que, por los comentarios que haces al inicio del post, has recibido bastantes insultos de uno y otro lado. Si en el siglo XXI lo sorprendente es que podamos hablar, ya nada debería sorprendernos.
Respecto a tu puntualización acerca de las palabras de Rouco, es cierto, yo me hice eco de los tuits que hacían referencia a tu publicación y te la atribuí. Rectifico: la conclusión es de los que hicieron RT -el famoso RT- con el enlace a tu blog.
Vayamos al meollo. Sigo manteniendo que es la Iglesia quien sufraga la actividad de Caritas. Y me cuesta creer que el presupuesto que ilustra tu blog incluya todas las Caritas parroquiales de toda España porque me consta que algunas no tienen la capacidad de elaborar un presupuesto, ni siquiera un balance. Dando por bueno el dato de que sí incluya la actividad de todas las delegaciones de Caritas, y que los porcentajes sigan siendo 1% -68% -32%, me reafirmo en que el 100% es ingreso proveniente de la Iglesia. Para ello hay que conocer mínimamente el funcionamiento de una parroquia media, en la que las colectas y los donativos son prácticamante la única fuente de ingresos y que es el párroco, ayudado por algunos feligreses, quienes tienen que hacer "ingeniería contable" para poder llegar a todo.
Por ilustrar con un ejemplo, conozco muy bien una parroquia en la que la última partida en cubrirse era la nómina del cura, después de haber cumplido con los gastos de funcionamiento (luz, teléfono, suministros, alquileres, hipotecas), los gastos pastorales (material para la catequesis) y la labor de Caritas y otras similares (Manos Unidas, Domund, pastoral de enfermos, pastoral penitenciaria...etc). Te puedo asegurar que las más de las veces esta última partida se podía completar gracias a la llamada insistente del párroco a personas de la parroquia para que socorrieran tal necesidad y que su nómina (unos ochocientos euros) dejaba de cobrarse. Además él reconocía que no la necesitaba porque no pagaba alquiler y sus gastos ordinarios eran mínimos, ya que muchas veces es la feligresía quien atendía sus necesidades (comida, limpieza o ropa), por lo tanto tampoco se asignaba ninguna medalla.
Como apunta Rafa en el comentario anterior, ese 1 o 2% no proviene de la famosa X, sino del reparto de campañas que a nivel nacional se organizan. Por ejemplo, el Jueves Santo es el día del Amor fraterno, y la colecta va destinada a Caritas, no parroquial, sino Diocesana, que imagino que a partir de ahí distribuye hacia otras Caritas "deficitarias". Es sencillo imaginar que en Caritas el balance siempre es asimétrico. Si hay mucha necesidad en un parroquia, los ingresos son mínimos, y si los ingresos son cuantiosos, la necesidad es mínima. Siguiendo tu argumentación, deberíamos afirmar entonces que la Iglesia no sufraga nada de ese 100%, porque como institución no lo aporta y ahí está el error que creo que tienes: Los fieles católicos son la Iglesia y por lo tanto los que mantienen la labor de Caritas. La Iglesia financia a Caritas, como financia la labor de los misioneros en el tercer mundo, la atención a enfermos, los cursillos prematrimoniales o las catequesis de primera comunión.
A partir de ahí es fácil entender que si a una parroquia se le grava con el IBI, que lo pagará la parroquia, no la CEE, vea mermada su capacidad de actuación en todas sus partidas y que, por lo tanto, podría verse afectada Caritas, como podría verse afectado el gasto en material escolar, por poner otro ejemplo. Quiero creer que la polémica gira en torno a Rouco y lo mal que cae en el resto de la sociedad y que se han querido darle un carácter chantajista a sus declaraciones, que no tenían.
Ahora bien, y eso da para otros muchos posts, otro día podríamos hablar de la relación entre la Iglesia y los medios de comunicación  y lo mal que comunicamos tantas cosas.
Pero eso para otro día.
Un abrazo.

No hay comentarios: