20 de julio de 2011

Metidas de pata

(Publicado en universoinformativo.com)
El actual portavoz socialista del Ayuntamiento de Torrent, aunque se estrena en la política local, presume del legado socialista de los anteriores años en que su partido gobernó nuestra ciudad. No podía ser de otra manera, que dice aquél, y nos parece hasta lógico, pues de poco serviría presentarse a las elecciones sin ningún bagaje político, a pesar de que esto le haya supuesto obtener los peores resultados de su partido en Torrent. Pero ésa es otra historia.
         Saco a colación esta reivindicación que hizo en toda la campaña, porque parece que es selectiva y que solo lo hace con aquello que le resulta importante para su discurso, lo que en cristiano se suele llamar demagogia. Me estoy refiriendo a la crítica que ha realizado a que el Ayuntamiento saque a concurso la gestión del Auditori Municipal, acusando a los populares de querer privatizarlo todo. Hombre, en eso básicamente radica la gestión de un partido y otro. Esperamos del PP, que se define como liberal, que sea eso, liberal. Es decir, que en sus actuaciones económicas dé paso a la iniciativa privada ahorrando costes al contribuyente, y manteniendo únicamente aquellos servicios que son esenciales para la ciudadanía. Y esperamos, lamentablemente, del PSOE, que sea intervencionista, y que constituya el gobierno los organismos correspondientes para atender al ciudadano, con sus consiguientes costes vía impuestos. Como quiera que un modelo y otro ya los conocemos los españoles, y los resultados ya están ahí para verlos, les ahorraré decirles qué modelo aventaja al otro.


Sin embargo, si la crítica nos parece hasta cierto punto lógica, retomamos el concepto de memoria selectiva del que hace gala nuestro portavoz, para recordarles de nuevo por qué es demagógica. Porque, si la memoria no me falla, que con la edad aún no ha empezado a hacerlo, recuerdo que hay servicios al ciudadano en Torrent que fueron puestos en marcha por el Partido Socialista y que se gestionan por medio de empresas privadas que obtienen beneficios (empresa privada y beneficios son palabras apestadas para los socialistas, por lo visto) de su actuación en instalaciones o servicios públicos. Pongamos por ejemplo las instalaciones deportivas del Parc Central o de la Cotxera, instalaciones abanderadas del proyecto socialista de Ros y Bresó y “cedidas” (Campos dixit) a una empresa como Gaia. O la recogida de basuras y la limpieza viaria, que en nuestra infancia era cuestión  de trabajadores municipales y ahora está en manos de Fomento de Construcciones, cuya dueña, por cierto, es una de las malvadas hermanas Koplowitz. Y qué decir del servicio de autobuses municipal, también gestionado, vía concurso, por una empresa privada.
         Seguramente nos dejamos algo en el tintero, pero poco importa, porque ya queda claro que el argumentario del líder socialista se tambalea cual un equilibrista reumático en el alambre. 
Es lo que pasa cuando uno presume de la gestión de 28 años de gobierno socialista sin contar con aquellas personas que lo han hecho posible. Que se mete la pata.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Y algo importante también. Que diria Campos si el Ayuntamiento hubiera pagado la contrucción de la Universidad Catolica para posteriormente 'regalarla' como dicen los socialistas? Es basicamente lo que hizo el PSOE con Parc Central y con la Cotxera, pagar una millonada para al momento ceder la concesion. Pero de eso tampoco se acuerda

Anónimo dijo...

Que privaticen también el Ayuntamiento, haber si hacen el presupuesto en el tiempo que marca la ley. ¿que hace el Concejal de Hacienda?. Todo el tiempo que gasta en hacerse fotos en acudir a actos sin importancia, podría estar trabajando en lo suyo.