14 de octubre de 2010

¡Arriba la Esteban!

(Publicado en el último número de La Opinión de Torrent)

En las últimas semanas ha circulado por la prensa nacional una encuesta que aseguraba que si Belén Esteban se presentase a las elecciones obtendría representación parlamentaria, e incluso superaría en votos a IU, el PNV o CiU. Ya les adelanto que desconfío mucho del procedimiento seguido en la elaboración de esta encuesta, pero no deja de ser significativo que tanta gente apueste por ella como diputada, senadora o concejala. ¿Cuál es el secreto de su éxito, no solo televisivo sino incluso político? Fijémonos entonces en la clase política que nos gobierna y lo que cuesta obtener de ellos una declaración en un sentido u otro, una respuesta a una pregunta o un posicionamiento claro en alguna cuestión sin pasar por el tamiz de lo políticamente correcto. Cuesta entenderlos y a la autoproclamada “princesa del pueblo” se le entiende cuando dice algo. Aunque lo que diga sea una verdadera tontería, que lo suele ser. Conclusión: la gente valora la sinceridad y desprecia la ambigüedad.

En Torrent no tenemos una Esteban, ni falta que nos hace, pero sí que se echa en falta arrojo y sinceridad en nuestra clase política cuando algún asunto polémico arrecia, como lo ha sido el de la nueva mezquita. Vecinos y musulmanes no se avenían a un acuerdo y vinieron a pescar en río revuelto aquellos que no creen en la Constitución. La ocasión para hacer frente común y defender aquellas ideas que con la boca tan grande dicen defender pasó rápidamente para socialistas, para el BLOC y para aquellos partidos que, no estando dentro del ayuntamiento, aún tienen algo que decir. ¿Qué pensaban en la sede de los socialistas torrentinos ante este problema?, ¿qué tenía que decir el nuevo y flamante candidato acerca de la integración de los inmigrantes en el que dice ser su barrio?, ¿qué podría aportar al problema aquel a quien los socialistas aún llaman “el alcalde”? ¿y el inefable Beguer y su famoso quijotismo por las causas perdidas?, ¿qué llevaría anotado en su celebérrimo bloc, con el que anota las quejas de la gente por la calle?, ¿acaso Izquierda Unida y Unión Valenciana han desistido de poder obtener algún concejal en mayo y se han autodisuelto?, ¿y la progresía y la intelectualidad torrentina, que critica todo aquello que huela a la Iglesia, pero ni está ni se le espera cuando el tema se sale de su ámbito de crítica?. Demasiadas preguntas para tanto silencio, como el que ha preferido mostrar la oposición en este tema.

La respuesta a este mutismo es clara: Si defendían la legalidad del proyecto de la mezquita, se enfrentaban a los vecinos del barrio (a una mayoría, pero no a la totalidad). Si se posicionaban al lado de los que no querían la mezquita, renunciaban a uno de sus principales postulados como es la famosa ley de libertad religiosa que anuncia viernes sí, viernes no Fernández de la Vega. Habrán pensado entonces, que, puestos a quedar mal con alguien mojándose en un sentido u otro, mejor estar callados, esperar a que amaine el temporal y colar alguna crítica a la alcaldesa de paso.

Y mientras tanto España 2000 haciendo de las suyas, porque esos sí que tienen una idea clara de cómo quieren que sean nuestras calles. También la tendrá la Esteban, seguramente. Pero a falta de seis meses para las elecciones aún no sabemos cómo quiere la oposición que sean las calles de Torrent. Pues nada, ¡arriba la Esteban!

No hay comentarios: