25 de junio de 2009

Avenida arriba, avenida abajo


(Publicado en el último número de La Opinión de Torrent)

Cuando las Cortes Valencianas se reunieron en Torrent, nuestro Ayuntamiento tuvo a bien recordar tan magno evento dedicándole una de las plazas de nuestro pueblo como lo era la de Moralets. Casi deberíamos agradecer que no encontrase una calle del polígono para conmemorar lo que sin duda debió de ser algo importante para nuestro pueblo, pues no se entiende que la principal institución de los valencianos no mereciese un homenaje mayor, con el respeto que nos merece esa plaza. Pero es que hoy, más de diez años después, aún me cuesta escuchar a alguien que se refiera a ella con la denominación oficial y sí con la tradicional, cuando no con la que se puede escuchar en boca de un niño: “ la del parque infantil”. Lo mismo ocurre si nuestros interlocutores son personas que sobrepasen la cincuentena cuando nos referimos a otras calles como son la del Doctor Gómez-Ferrer –Vora Sèquia– , la de Maestro Giner –del Raval– o la del Padre Méndez –de Pila–.

Lo cierto es que el asunto de la denominación de nuestras calles es una cuestión más bien personal que oficial y que cada uno las llama como le viene en gana. Por eso no es un asunto baladí que el Ayuntamiento proponga a votación popular si quiere que se cambie el nombre de la Avenida. Porque avenidas en Torrent hay muchas, pero sólo una Avenida, e históricamente ha tenido varios nombre, pero dos son los que quedan en la memoria colectiva “Mártires” y la actual “País Valencià”. Personalmente no me parece mal la actual denominación. Está recogida en el Estatut d’Autonomia y responde a una inquietud política de la transición valenciana que englobaba desde la derecha regionalista a la izquierda catalanista. Posteriormente ha quedado como patrimonio de la izquierda ante la neutra “Comunitat Valenciana” que ni recoge el tradicional Reino que conformó esta tierra ni las aspiraciones políticas de autogobierno. Pero ése es otro debate.

Así que se nos propone si queremos cambiar el nombre de la Avenida y retomo el primer argumento de esta columna: Qué lástima que no se hiciera con motivo de la reunión de las Cortes Valencianas y se acabase así de un plumazo con la polémica de si el nombre de la vía más importante de nuestra ciudad gusta o no a la gran mayoría de nuestros vecinos. Fíjense si no sería un nombre con muchísimo mayor consenso que los dos anteriores, que sólo respondían al plácet del gobierno municipal de turno; que prácticamente mantendría el nombre actual, evitando así gran parte del engorro burocrático que supondría el cambio de denominación; y que destacaría en la historia local un hecho tan significativo como que les Corts viniesen hasta Torrent. Bien mirado aún estamos a tiempo para hacerlo, aunque complicaríamos un poco más las cosas: Cambiar el nombre de la Avenida a “Avinguda de les Corts Valencianes” y devolver el de “Plaça Moralets”.

A lo mejor no estamos dispuestos a liarlo tanto, por lo que allá va otra propuesta, diferente a las ofrecidas por la alcaldesa: “Sant Joan de l’Hospital” o “dels hospitalaris” en clara alusión a los orígenes de nuestra historia moderna, aunque esta traería más chanza con la comparsa de cristianos decana de Torrent.

Y si no, podríamos dejarla tal y como está, pero como está para todos: “la Avenida” porque, ¿acaso hay otra?

7 comentarios:

Ricard dijo...

Trobe que canviar el nom no està justificat en cap sentit. Però, de tota manera, només volia fer un apunt: quan dius que Comunitat Valenciana és "neutre" no hi puc estar d'acord. Cap terme no és "neutre" en política. Caldria evitar eixe tipus de llenguatge que sembla que pose unes opcions com a més legítimes que d'altres -més "neutre", menys "conflictiu"-. En tot cas és l'actual nom (o "no nom" perquè "comunitats" ho són totes les autonomies") oficial del territori. Però no és "neutre" i molt menys quan s'utilitza com a arma contra un altre terme igual de legítim i que alhora també va ser oficial: País Valencià.
Salutacions.

www.elcarrermajor.com dijo...

Va ser neutre en la transició perquè cap sector de la societat valenciana el va considerar com a propi, front als altres dos més legitimitats i que també apareixen a l'Estatut. Ara és el nom oficial, però no recull cap aspiració política ni històrica, per això dic que és neutre.

Ricard dijo...

Dius que Comunitat Valenciana "no recull cap aspiració política ni història" i que per això "és neutre". Doncs, entre altres coses, per això mateix ja no pot ser "neutre". Ja que el simple fet que enuncies de no tindre cap aspiració política ni històrica pressuposa prendre ja un bàndol polític. Així doncs, no és "neutre". Repetisc, cap terme en política és "neutre"; d'una manera o una altra, tots recullen una ideologia al darrere. Explícita o implícita. I, en aquest sentit polític, "País Valencià" és exactament igual de "neutre" que "Comunitat Valenciana".
Salutacions.

www.elcarrermajor.com dijo...

Pense que estas considerant que tinc algun prejudici contra el país valencià, i no és així.
Salutacions a tu també.

Ricard dijo...

No, no, a quin sant! Els "trets" no anaven per ahí. El que passa és que quan escolte la paraula "neutre" en política bote. Perquè tot terme polític té un biaix ideològic; cap ni un està per damunt del bé i del mal. I, en eixe sentit, que qualificares de "neutre" el terme Comunitat Valenciana m'ha empés a deixar el comentari. Però en cap moment m'havia plantejat si tenies cap prejudici respecte al terme País Valencià. Sincerament, ni se m'havia passat pel cap!
Salutacions.

Anónimo dijo...

Yo esperaría a que nuestra señora alcaldesa, nos diga si la torre era mora o cristiana, pues tengo entendido, que ahora en las fiestas nos tiene que desvelar el misterio, que nos trae en jaque a los torrentinos, y una vez sabido, entonces según la torre, a la avenida se le puede poner el nombre de "Moro Musa", en el caso de ser mora y si fuese cristiana, el nombre de Monseñor Escriba de Balaguer, en honor de la "primera dama". Por cierto me he leído el programa oficial del Partido Popular, y no figura para nada el cambio del nombre, por ello no veo el porque del cambio. De todas formas va a ganar el cambio, ya que no hay garantías de que las votaciones sean correctas, y el nombre sera Regne de Valencia, para ello hacen propaganda descarada los palmeros del PP, sin ir más lejos en el vestíbulo del ayuntamiento, el mismo que después insulto a a una regidora socialista en el pleno, y que la alcaldesa se hizo la "sueca", diciendo que no lo había oído, cuando en la sala había poco público.

Jesús dijo...

Ricard, no encuentro el tal País Valencià en ningún mapa oficial, lo que encuentro es Comunidad Valenciana y, creéme, he mirado inclúso en mapas publicados en Cataluña, por si las moscas. Saludos.