15 de marzo de 2009

"Kale borroka"


(Publicado en el último número de La Opinión de Torrent)

Ya están aquí las fallas. A lo mejor usted aún no se ha enterado, seguramente porque usted no tiene ningún vecino preadolescente que disfruta emulando a Gori o Caballer en la puerta de su casa en intempestivos horarios. Pero debe saber que desde el uno de marzo parece haberse instalado una nueva tribu urbana en nuestras calles, compuesta por alocados jovenzuelos, azuzados por sus padres –pero siempre bien lejos de sus casas– que se dedican a lanzar sus arsenal pirotécnico de forma indiscriminada hasta altas horas de la madrugada.

En el colegio –la anécdota es cierta, lo puedo asegurar– un profesor de origen vasco nos dijo un día que cuando en el País Vasco un vecino oía una explosión a lo lejos, pensaba indefectiblemente en qué habrán hecho hoy los terroristas, mientras que en Valencia un vecino piensa en qué fiesta se celebra. Y es que esa querencia a la pólvora, tan propia de estos lares, marca de una forma decisiva la fiesta fallera, de una forma tan intensa que de seguir la intención de la Unión Europea de regular el uso de los petardos, no tardaremos en ver cómo los más aficionados se echan a la calle.

Me considero bastante aficionado a la pólvora. Disfruto mucho en l’entrà de la flor, ya sea participando o viéndola; no suelo perderme ninguna mascletà desde que el ayuntamiento tuvo a bien dispararla en Torrent y no fallo tampoco a las de Valencia, siempre que la agenda me lo permite, o a las de Alaquàs, que son un verdadero referente en la provincia; finalmente, creo que un buen castillo no tiene nada que envidiar a un buen concierto. Pero, qué quieren que les diga, empiezo a aborrecer a los niños de la “kale borroka petardil”. Es cierto que en nuestros años mozos también los tirábamos y tal vez ésa sea la razón por la que ahora expiamos nuestras culpas sufriendo sus ataques ininterrumpidos y que se prolongarán hasta bien entrada la noche del 19 o, si les sobra material, hasta el 21 o 22 de marzo. Pero no me negarán que es un abuso y un ejercicio de falta de civismo lo que tenemos que soportar. El año pasado, sin ir más lejos, tuvimos que advertir, con escaso éxito por nuestra parte, a unos muchachos que no lanzasen los petardos a un contenedor de vidrio. Y quién no conoce a alguien que no haya sido lastimado por haber hecho un mal uso de los mismos. Hable, si no lo cree, con algún médico de los que en urgencias reciben a estos desdichados niños y sus padres.

Luego nos pasaremos el año hablando de las bondades de la fiesta, de su carácter aperturista, festivo, sarcástico y divertido; de la transgresión de los monumentos, de la ironía de las cabalgatas y del esfuerzo cultural realizado por recuperar indumentaria, gastronomía, teatro y tradiciones; podremos subvencionar llibrets, promover un sinfín de actividades solidarias con nuestros necesitados, exigir que se reconozca el impacto económico de la fiesta o reclamar a bombo y platillo ser la segunda o tercera ciudad en número de comisiones y miembros. Pero no nos extrañemos si alguien coge los trastos y se va toda la semana fuera. Uno de los principales culpables no mide más de uno cincuenta, tiene el pelo corto de cepillo, y viste con pantalón vaquero y blusón de labrador. Y me mira, desafiante con un super-masclet mientras parece amenazarme con lanzarlo justo cuando me vaya a dormir.

Que ustedes disfruten de las fiestas.


12 comentarios:

Laura Robena dijo...

Arturo, me uno totalmente a tus manifestaciones, sobre la tirada indiscriminada de petardos, y a todas horas del día y la noche, y creo sinceramente que la autoridades valencianas deberían tomar cartas en el asunto y de una vez por todas, para regular la tirada de petardos, por jovencitos y muchas veces por muchachotes hechos y derechos.

Otra cosa que deberían vigilar, es la ortografía de los carteles que intentan explicar el sentido de las fallas. A mi modo de ver es una vergüenza, que la falla municipal, que esta bonita de verdad y con un colorido precioso, tenga en sus carteles, más faltas de ortografía que veces sale la alcaldesa en esa nueva revista denominada Atorrent.es. Se da la circunstancia que en la distancia de un metro aproximadamente, hay dos palabras iguales, y escritas de distinta forma, y el vocablo es el siguiente, “presente”, en un sitio esta escrito así, y en el otro esta escrito con dos eses, digo yo y pregunto al concejal de Política lingüística, ¿cual de las dos es la acertada?. Creo que el Ayuntamiento, debe tener alguna persona, que este capacitada profesionalmente, en como se escribe la lengua valenciana, para que tenga a bien corregir los textos, antes de pintarlos, porque eso pase en cualquier falla de un barrio, es una vergüenza cultural, pero que pase en la falla municipal, es de una dejadez total, y que el concejal de turno, debería dar la oportunas explicaciones.

www.elcarrermajor.com dijo...

Ya me extrañaba que Laura no dejara su perlita. Es cierto que la normativización lingüística aún no ha llegado a las fallas, pero permíteme que te corrija que no es algo nuevo, algunas incluso están en castellano y en anteriores municipales también había gazapos. Como tengo amistad con Modesto, le haré llegar tu queja, aunque antes buscaré la falta que dices.

Laura Robena dijo...

Disculpa Arturo, no es una perla mía, sino que más bien, las "Perlitas de Huelva", están en la falla municipal, y tu amigo Modesto, tenía que haber tenido la delicadeza, de repasar los carteles que se iban a exponer, antes de ser colocados, porque tengo entendido, que es profesor de valenciano, para más sorna.
Lo mío, y te lo digo de corazón, más que una queja, es una observación, porque siento tristeza, de que los valencianos, una gran parte, no se en que proporción, pasamos olímpicamente de nuestra lengua, y en esto de la falla, para mi, es un claro ejemplo.
Estoy de acuerdo con los "otros" (parece el titulo de una película) también pasaba, y estaba igual de mal que ahora, pero se suponía que los nuevos gestores del Ayuntamiento actual, lo iban hacer mejor, y erradicar todos los males que los "demonios" anteriores hicieron, porque para estar igual, no hacía falta el cambio.
La palabra que te dije, existe, una vez pone PRESENTE y otra vez pone PRESSENT, ¿cuál es la buena?. Las faltas de ortografía, me las señalo un profesor de valenciano, de un colegio en Torrent, ya que yo por desgracia no se escribir, en valenciano, pero si leerlo y hablarlo, aunque no descarto incribirme en algún cursillo para aprender a escribirlo.
Por último, ya sé que la normativización lingüista, no ha llegado a las fallas, ni eso ni mucho más cosas, hasta el extremo, que tenia hacer un pequeño examen para poder ser fallero. Ya que dicen que las fallas, expresar el sentir valenciano, en su sentido más profundo y luego observas que están hablando en castellano, porque dice que no saben hablar valenciano, y llevan aquí 30 años viviendo. Pero esto sería otro debate, que a mi entender sería muy interesante hacerlo algún día.

Disculpa Arturo, no es una perla mía, sino que más bien, las "Perlitas de Huelva", están en la falla municipal, y tu amigo Modesto, tenía que haber tenido la delicadeza, de repasar los carteles que se iban a exponer, antes de ser colocados, porque tengo entendido, que es profesor de valenciano, para más sorna.
Lo mío, y te lo digo de corazón, más que una queja, es una observación, porque siento tristeza, de que los valencianos, una gran parte, no se en que proporción, pasamos olímpicamente de nuestra lengua, y en esto de la falla, para mi, es un claro ejemplo.
Estoy de acuerdo con los "otros" (parece el titulo de una película) también pasaba, y estaba igual de mal que ahora, pero se suponía que los nuevos gestores del Ayuntamiento actual, lo iban hacer mejor, y erradicar todos los males que los "demonios" anteriores hicieron, porque para estar igual, no hacía falta el cambio.
La palabra que te dije, existe, una vez pone PRESENTE y otra vez pone PRESSENT, ¿cuál es la buena?. Las faltas de ortografía, me las señalo un profesor de valenciano, de un colegio en Torrent, ya que yo por desgracia no se escribir, en valenciano, pero si leerlo y hablarlo, aunque no descarto incribirme en algún cursillo para aprender a escribirlo.
Por último, ya sé que la normativización lingüista, no ha llegado a las fallas, ni eso ni mucho más cosas, hasta el extremo, que tenia hacer un pequeño examen para poder ser fallero. Ya que dicen que las fallas, expresar el sentir valenciano, en su sentido más profundo y luego observas que están hablando en castellano, porque dice que no saben hablar valenciano, y llevan aquí 30 años viviendo. Pero esto sería otro debate, que a mi entender sería muy interesante hacerlo algún día.

www.elcarrermajor.com dijo...

Digo que es una perla tuya porque no viene a cuento con el tema del blog.
Te diré que he visto la falla y la mayoría de errores son erratas (dejarse una vocal o una consonante por descuido u olvido) y que hay otras faltas que son producto de que el que ha escrito los carteles desconoce las normas del valenciano (ni siquiera las de la RACV).
Te diré también que he visto esta mañana a Modesto y le he preguntado sobre el tema y me ha dicho que el departamento de política lingüística llevaba tiempo pidiendo a los artistas los carteles para corregirlos, pero a estos no les ha dado tiempo a llevarlos y los han colocado sin corregir, es más se ha comprometido a que el año que viene no vuelva a pasar. espero que quedes satisfecha, yo sí lo estoy.

Anónimo dijo...

Con todos mis respetos, te tengo que decir, que si al lanzamiento indiscriminado de petardos por jovenzuelos, le llamas “Kale borroka petardil”, yo puedo llamarle, al lanzamiento indiscriminado del faltas de ortografía, por adultos, “Kale borroka de la lengua valenciana”, o mejor dicho “terrorismo cultural”. Por estos motivos estimo, que le viene al pelo mi comentario, con el que tu haces en la Opinión.

Dices haber visitado la falla, y que so lo has visto algún “descuido” u “olvido”, a mi entender o mientes y no has leído los carteles de la falla, o mientes en la segunda aseveración que haces sobre, que no has visto verdaderas faltas de ortografía, y tratas de disimularlo. En tu caso, para mi
esto no tiene nombre, siendo como eres filólogo de lengua castellana, aunque tengo entendido que en tu carrera universitaria, se dan tres cursos de valenciano, que por cierto no debes de haber aprovechado.

Hay un cartel que pone “roba limpia”, cuando debería ser “ropa neta”, eso como ¿lo llamas? , olvido o necedad, o más bien dejadez y “minienfotisme”-

En cuanto a tu amigo Modesto, la excusa que pone, no se la cree, ni borracho, vuelve a mentir descaradamente, porque su misión, es no dejar que se pongan esos carteles, con tantas falta ortográficas, no hay cartel, que escape, y en muchos de ellos, hay varias faltas.

No entiendo como lo puedes defender, y lo que haces, eso para mi, es ser sectario, necio y justificar a los “terroristas culturales”, es como justificar en el País Vasco, el terrorismo.

Pertenecer a un partido político, no quiere decir que todo val,e, lo que esta mal hecho, hay que ser valiente, y reconocerlo, y ayudar para que no se vuelva a repetir. Como llamarías tú, un cartel escrito en castellano, con palabras, como, “huebo”, “somvra”, ·hermita”, ¿me quieres decir, como lo calificarías? dile al sr. Modesto, que procuren que le hagan más caso, porque eso entra en el sueldo.

Espero que el año que viene, tener más suerte en los escritos, o que haya otro concejal de Cultura, no de “Incultura”-

Gracias por tu atención. Y estaré satisfecha, cuando estas cosas o bien no pasen, o se sepan reconocer que están mal.

Laura Robena (no me deja poner el nombre)

www.elcarrermajor.com dijo...

Laura, te has pasado no tres pueblos, sino quince.
No te consiento la broma con el terrorismo, pero aún así te contesto.
Lee bien lo que te he dicho: que la mayoría de faltas son erratas, no que sólo haya alguna errata. Hay muchas faltas de ortografía e incluso te he dado la explicación que me ha dado el concejal.
Soy Licenciado en filología Española, no he cursado tres cursos de valenciano, sino más de veinte, porque soy estudiante de Filología Catalana (espero acabarla algún día) y tengo los títulos de la JQCV y el de Capacitació y de Mestre de valencià, que permite dar clase de valenciano en Secundaria.
Para ti el sectario soy yo, que te doy la razón en las faltas, que hablo con el concejal y te da la razón en las faltas, que se había preocupado en que no ocurriera y que explica que no fue posible que los carteles pasaran por la delegación de política lingüística. Y tú aquí vienes acusando de sectarismo, borrachera, terrorismo intelectual y de mentir...
Pero, claro, el sectario soy yo.

www.elcarrermajor.com dijo...

Por cierto, ya que te preocupa tanto la corrección en valenciano, te diré que es "roba neta" no "ropa neta" y que la expresión correcta es "meninfotisme". De las faltas que tienes en castellano, especialmente en las tildes, lo dejaremos para otro día.

Anónimo dijo...

Mira es la primera vez, que reconoces que hay muchas faltas, porque primero dices, que eran erratas(dejarse una vocal o una consonante), o meros descuidos, y que hablas con el concejal tu amigo Modesto (que por cierto nadie le hace caso y los errores se cometen muchas veces) en unas placas de estacionamiento, puso "tráfico" en vez de "transit", creo que se dice así.

Parece mentira, que hayas estudiado tanto el valenciano, y que te hayan autorizado para dar clases, para que no hayas reconocido, desde el primer momento, la barbaridad de faltas de todas clases, que había en los carteles.

Te metes conmigo sobre las tildes, y no criticas abiertamente la barbaridad de la falla, que pagamos entre todos los vecinos.

En la palabra "meninfotisme", al escribirla la primera vez le sobra la letra "e", eso si que es una mala pulsación del teclado, y sobre la palabra "ropa", se perfectamente que en valenciano se escribe "roba", pero no dices, nada, sobre la palabra "limpia", en vez de "neta".

Y te lo vuelvo a repetir, no me he pasado ni 3, ni 15 pueblos, el apoyar o disimular, actos de "terrorismo cultural", se les puede calificar como "terroristas culturales", y más tu siendo profesor, con mucha más razón. Espero haber cometido el menor número de faltas.

Un saludo.

Laura Robena.

www.elcarrermajor.com dijo...

Ayer dije: "Te diré que he visto la falla y la mayoría de errores son erratas (dejarse una vocal o una consonante por descuido u olvido) y que hay otras faltas que son producto de que el que ha escrito los carteles desconoce las normas del valenciano (ni siquiera las de la RACV).
Te diré también que he visto esta mañana a Modesto y le he preguntado sobre el tema y me ha dicho que el departamento de política lingüística llevaba tiempo pidiendo a los artistas los carteles para corregirlos, pero a estos no les ha dado tiempo a llevarlos y los han colocado sin corregir, es más se ha comprometido a que el año que viene no vuelva a pasar. espero que quedes satisfecha, yo sí lo estoy."
Por lo demás no me mereces ninguna otra respuesta.

Ferran Martinez dijo...

Querido Arturo: por su puesto que seguiremos algunos, no muchos tranquilos, reivindicando el gran potencial cultural de las fallas, la importancia de estas como integrador social, el grandisimo esfuerzo que hacen los falleros por sacar una fiesta a la calle pese a la crisis para disfrute de todos.
Mientras otros estarán pendientes de que las fallas sean su coto particular para disfrute y beneficio propio. Quizás eso te suene a otra época, pero que curioso que aquello que tanto se criticó en su momento, sea lo que ahora se hace (y dos huevos fritos mas) precisamente por los que más criticaban a gritos (que no con fundamentos) aquello. (Lo siento no me sirven gestos mediaticos como ejemplos actuales).
En cuanto a los petardos; mira Arturo, los falleros somos los primeros a los que les molesta este uso indiscriminado de la polvora, nos molesta por los mismos motivos que les molesta al resto de la gente no fallera y por que además njos comemos el marrón que no nos corresponde, ya que generalmente este grupo de descerebrados generalmente ni suelen ser falleros ni tienen nada que ver con la fiesta.
Y presisamente un servidor (y te garantizo que no es un merito especial ya que muchos otro falleros de mi comisión lo han hecho) nos hemos pasado estos últimos dias recriminando a grupos de adolescentes, insisto que nada tenian que ver con las fallas, el uso indiscriminado y descerebrado de la polvora. Pese a estar en fallas, que es la escusa que generalmente suele poner estos jovenes y no tan jovenes. Por lo tanto se trata de un problema de la sociedad y no de la sociedad fallera.

En cuanto a los carteles, por favor no tireis balones fuera y culpeis a los artistas, su labor es otra, y la corrección de los carteles no le corresponde a ellos y por lo tanto no son ellos los que deben estar pendientes de que estos sean corregidos por que además los artistas falleros no quieren entrar en polemicas linguisticas. Si quieres comentamos el tema con ese café que tenemos pendiente.

www.elcarrermajor.com dijo...

A estas horas que las fallas aún están calientes en algún vertedero, a mí me sabe mal que se hayan acabado, pero cómo agradezco que estos niños que acamparon bajo mi casa hace quince días se hayan marchado. Me dice mi madre que el otro día un abuelo tuvo que sufrir el impacto de un cohete (de los de cordà) y le quemó la espalda. Enseguida la policía detuvo al chaval. Espero que no se ponga de moda eso de lanzar cohetes, porque es una de las razones por las que dejé de ir a la Nit del Foc.
No le echo la culpa al artista, sino que he explicado que no llegaron los carteles a tiempo de ser corregidos, supongo que no podemos pedirle al funcionario del ayutnamiento esté de guardia a las cuatro de la mañana para corregir los carteles, ¿no?.Tú mejor que nadie sabes que en la falla se trabaja a contrarreloj y no siempre se puede llegar a todo.

zacarías dijo...

Arturo, no sabes como te comprendo. Yo ya hace varios años que me voy de viaje cuando llegan Las Fallas. El día justo antes de irme me estalló un masclé en las piernas (por fortuna no tuvo mayor consecuencia).
Alguna vez has comentado que tienes un hijo/a pequeño. Me imagino que no te hará mucha gracia que la despierten a la 1 de la madrugada.
En fin, pienso que esta costumbre de tirar petardos es un poco bárbara. A ver si el imperio romano nos civiliza un poco