14 de diciembre de 2008

Luces en la ciudad

(Publicado en La opinión de Torrent)

Una de esas frases que nunca deberían pronunciarse es aquella que afirma, taxativamente, eso de “siempre se ha hecho así”. Buena prueba de ello es el acto que impulsó, si no recuerdo mal, el acalde Jesús Ros la tarde de la festividad de la Purísima, que consiste en invitar a las clavariesas de la Inmaculada a encender la iluminación de Navidad. Este sencillo gesto ya se ha convertido en tradición y es muestra palpable de que todas ellas comienzan en un momento determinado y a partir de la idea de alguien. Así, la jornada del día 8, que ya ha comenzado con una antiquísima tradición como es la Aurora, se convierte en el pistoletazo de salida de estas fiestas con el prendido de las luces y la decoración navideña de nuestras calles, tradición ésta mucho más moderna.
Descartamos, pues, esa infame frase, y la relegamos al cajón donde se encuentran otras como “cerrado a cal y canto” u “hoja de ruta”. ¿Se acuerdan de ellas? ¿No? La primera hace referencia a la hipotética lejanía que mantiene la alcaldesa del pueblo con sus vecinos, a tenor de las quejas que periódicamente y sin fundamento alguno, se vierten por parte del partido socialista y acólitos. Cada cual podrá echar sus cuentas y calcular cuánto tiempo ha pasado desde que solicitó visita a la primera edil hasta que fue recibido, si es que lo ha pedido alguna vez. Resulta chocante, entonces, que en la misma mañana del día 8, siguiendo una tradición que se remonta mucho más allá de nuestra memoria, se abra el Ayuntamiento, la alcaldesa acompañe a los vecinos que participan en la Aurora y departa amigablemente con cuantos a ella se le acercan. Las cosas, a veces, no son como nos las cuentan, o al menos, como nos las quieren hacer ver.
La segunda frase, la “hoja de ruta”, se refiere a aquellas cuestiones que, como reza aquella con la que empezábamos el artículo, “siempre se han hecho así”, al menos en los últimos treinta años. Es decir, la “hoja de ruta” sería la obligación que tiene el actual equipo de gobierno de seguir escrupulosamente y punto por punto la labor del anterior, en todos los aspectos, tanto aquellos que acertaron, como en aquellos que patinaron. Nos preguntamos entonces qué sentido tiene que la ciudadanía optara por un cambio si lo que se pretendía es continuar aquello que ya no tenía validez, al menos para una amplia mayoría, que fue la que le otorgó la alcaldía al PP. También nos preguntamos si “seguir la hoja de ruta” consiste además en achacar al ayuntamiento la culpa de los tiroteos en las calles o de las manifestaciones de grupos neonazis. Si en esa “hoja de ruta” aparece que algunos concejales utilicen estas desagradables noticias para dar caña a la alcaldesa o si es más bien cosecha propia. Y si en esa “hoja de ruta” no aparecía reclamar nuevos efectivos de la Policía Nacional o volver a tener un cuartel de la Guardia Civil en Torrent. Así que mejor cogemos la “hoja de ruta” y la dejamos en el cajón del que nunca debió salir.
Las luces, a pesar de la lluvia que arreció en la tarde del día 8 ya están encendidas en Torrent Salgan a la calle, a la plaza o a la Avenida para comprobar que, a pesar de la crisis y de haber reducido el gasto en electricidad, las bombillitas ya lucen con sus colores y sus brillos. Observen que hay luces en la ciudad, pero que a algunos aún no se le han encendido.

3 comentarios:

Laura Robena dijo...

En la ciudad se han puesto las luces, pero por desgracia, donde faltas las "luces" es en el equipo de gobierno municial, y sobre todo en su lider la "señora alcaldesa", que ya esta bien con sus subidas de impuestos, por desgracia nuestra nu esta cumpliendo su programa electoral y eso le pasara factura, a pesar de recibir a la Aurora y enceder las luces el día de la Purisima.

Anónimo dijo...

Es curioso que las dos últimas costumbres que mencionas se inauguraran bajo el mandato del PSOE. En el año 2001, cuando yo fui clavario, ya visité el consistorio con la Aurora y disfrutamos de un refrigerio pagado con presupuesto municipal; y aquel mismo año (en el que coincidió que también fui barrero) la clavariesa mayor de la Purísima encendió por primera vez el alumbrado navideño.
Ninguna de las 2 cosas me parecen mal, creo que fueron (y siguen siendo) buenas ideas que fomentan la participación ciudadana y contribuyen a perpetuar las tradiciones, y hay que reconocérselas y agradecérselas al equipo de gobierno de aquel entonces, es decir, al del PSOE.
Del mismo modo, si tú, en tu perfecto derecho, prefieres criticarlas por no compartirlas, critica también al mismo equipo de gobierno de aquel 2001, no al actual.

www.elcarrermajor.com dijo...

rectifico al último comentario: la costumbre de acoger a los auroreros es muy anterior a la democracia.