21 de septiembre de 2008

Ricardo Peralta


Ricardo Peralta es el actual delegado del gobierno en la CV. Es un tipo correctísimo y elegante en las formas y no deja indiferente a nadie en su nuevo desempeño. Si no recuerdo mal, llegó a ser candidato de EUPV a la Generalitat, antes de ingresar en el PSPV. Lo había perdido de vista desde entonces, hasta que Zapatero lo designó en este nuevo cargo. En su toma de posesión, dejó bien claro cuáles serían las dos líneas de su cometido: Ser un interlocutor entre la comunidad y el Gobierno (tarea nada fácil) y buscar formas de entendimiento y comunicación entre las dos administraciones. En sus intervenciones la prudencia, la inteligencia y la corrección se mezclan con sus reivindicaciones y su saber estar.

Creo que nadie me pueda acusar de hablar en términos amiguistas y partidistas cuando digo esto, así que no entiendo que no esté en la terna de candidatos a dirigir el partido ante el inminente congreso que van a tener los socialistas valencianos. No creo que el ser castellano parlante juegue tampoco a su favor (recuerdo las cuñas de radio que se emitieron en 1995 cuando Zaplana se presentaba como candidato a la generalitat y nos insistían que no hablaba valenciano) y supongo que su pasado comunista le resta apoyos para auparse (ya hemos hablado de la endogamia de los grandes partidos). Intuyo que su carácter -parece un tipo bastante sencillo - también rehúye cualquier personalismo. Pero conozco a mucha gente que no se adscribe a ningún partido y que está viendo en él una figura emergente de la política valenciana, mucho más atractiva y con un discurso más interesante del que oímos todos los días en radio y televisión o leemos en prensa.

Estaremos atentos.

7 comentarios:

El Xiquet del Chenillet dijo...

Vaya¡ por fin te gusta un personaje socialista el sr.Peralta, (¿porque
sera?. Pero mi sorpresa es que ahora quieres arreglar el congreso del próximo fin de semana, de los socialistas valenciano creo que no tienes bastantes luces como para poder dirigir tamaño evento.
Quiero aclararte que lo peor de Zaplana, no es que no hablase valenciano, sino que ra un 2Chorizo" descarado, según el mismo reconoce en las famosas cintas grabadas por la policia, en caso Naseiro, donde reconocía explicitamente, que se metia en politica para hacerse rico, y empieza ya a pedir comisiones, ese ha sido el presidente que hemos tenido los valencianos.
Por ciert te recomiendo el libro "Zaplana el brazo incirrupto del PP", cuyo autor es Alfredo Grimaldos, y veras la vida "politica" y aventurera de este perve3rso personaje la el País Valenciano.

www.elcarrermajor.com dijo...

Antes de hablar de mis opiniones sobre el partido socialista, podrías invertir un poco de tiempo en leer lo que se ha escrito aquí, por ejemplo, sobre Bresó o Veiga, o que preguntes a algún otro concejal socialista o miembro del partido que me conozca en persona,así evitarías decir estas tonterías de que "por fin te gusta un socialista". Me gustan tantos y conozco a tantos que comienzo a dudar que tú realmente lo seas de verdad. Empieza a cansarme un poco esta obsesión tuya.
Sí, para tu sorpresa, he leído el libro de Zaplana. Me ahorraré calificarlo estilísticamente, que para tu información, mis luces y mis estudios sí me permiten hacerlo y así también evitamos el sonrojo del autor y su analfabetismno gramatical (un niño de ESO escribe mejor, vamos). Lo que más me sorprendió de él es que , con los "sólidos" argumentos expuestos en el libro (argumentos como que se eliminó la torre de telecomunicaciones de la CAC, con todo un capítulo para ello o que le envío una tarjeta de navidad a una tía de su madre-¡vaya chanchullo!-),Zaplana no esté en la cárcel como sí lo están algunos exministros de González, esos sí que eran perversos y algunos, además, manchados de sangre.
Ojalá te parecieras de lejos a Peralta.

Anónimo dijo...

esto NO es el pais valenciano XIQUET DEL CHENILLET

El Xiquet del Chenillet dijo...

No me dices nada de las cintas de Zaplana, esas tambíen tienen faltas gramaticales?.Aunque no os guste en el Estatut, se nombra el País Valenciano.

Anónimo dijo...

Arturo, te sorprendería saber quién se esconde detrás del chiquet del chenillet. Te sorprendería y te disgustaría.
Y no sé qué narices tiene que ver que sientas admiración por Peralta con que saque ahora lo de las cintas de Naseiro. Como si tú fueras su abogado. Que se sepa Zaplana no ha sido declarado culpable de nada con aquel caso que sí llevó a la cárcel a Naseiro. A lo mejor el chiquet es el abogado del alcalde de elche, el que con el suelo de su pueblo parte, reparte y se queda con la mejor parte. ¡Es tan absurdo querer defender una postura atacando la otra sin venir a cuento!
Y sí, yo recuerdo las cuñas en la radio cuando Joan Romero se presentaba como el adalid del valencianismo y en precampaña se lo cargaron. Como hicieron con Pla y como harán seguramente con Alarte.

El Xiquet del Chenillet dijo...

Vaya con el gracioso de "anónimo" que parece ser que conoce mi idéntidad debe ser pitoniso porque tambíen adivina que se van a cargar a los que se presentan para secretarios del PSPV-PSOE, debe ser muy listo/a, seguramente sera asesor del equipo de gobierno.No he podido contestar antes porque ayer estuve fuera de Torrent, todo el día, ya que tuve que ir a Elche para repartir unas tierras, que aún quedaban por adjudicar.
Arturo te felicito por tu faceta de crítico literario, cosa que desconocía (aunque como durante algún tiempo, fuiste escritor).Pero no obstante, te dire que efectivamente a Zaplana no se le ha juzgado, porque aqui en Valencía, es muy dificil juzgar a dirigentes del PP por las veces que cambian a los jueces y fiscales (caso Fabra).Lo del caso Gal que nombras es otro caso muy discutible, porque en dicho caso hubieron circunstancias muy extrañas, que primero llevaron al silencio de todos, y despues se quisieron cebar con ellos, pero especialmente para cargarse aFelipe, pero si quieres otro día hablamos tranquilamente sobre ello.

www.elcarrermajor.com dijo...

Querido amigo xiquet: No vale decir que aquí en Valencia es difícil juzgar a los del PP por mucho que el caso Fabra lleve años amontonando polvo en Nules por el rechazo de los jueces. El libro de Zaplana es un libelo. Excepto los dos primeros capítulos que denuncian cómo llegó a ser alcalde de Benidorm, mediante la tránsfuga socialista, caso que por otra parte es de sobra conocido por la opinión pública y que es reprobable desde el punto de vista ético, el resto es un sinfín de elucubraciones, conjeturas y críticas a su gestión en la Generalitat y en el Ministerio de Trabajo. Se critica que regalase turrón a sus amigos en Navidad, que gastase millones de euros en propaganda en el ministerio, que cenase con el Pocero... y poco más. el libro, francamente, me defraudó: esperaba algo más, alguna revelación. Si además está escrito con la sintaxis de un escolar, qué quieres que te diga.
Y además, permíteme que te corrija: Escribir, sí que escribo. Tengo muchas cosas guardadas y otras a medias que por vergüenza o falta de tiempo no han llegado a ver la luz. Publicar no he publicado nada nunca, pero no descarto que algún día pueda ser así.
Yo te recomiendo también algún libro que seguro que disfrutarás más que el de Grimaldos: Jardín de Villa Valeria, de Manuel Vicent. Publicado en Anagrama.