23 de julio de 2008

El hombre pegamento o la hipocresía local

Lo hemos leído en prensa: un ecologista intenta "pegarse" al Primer Ministro británico para protestar contra el cambio climático al recibir de sus propias manos un premio. La noticia también confirma que el pegamento empleado no logró adherirse lo suficiente a Gordon Brown que se soltó con facilidad y rió la broma (aunque no cita si entre dientes tuvo que mentar a la madre de nadie).

Aquí en Torrent también hay mucho "pegamentero" que quiere estar bien cerquita del poder para poder alzar su voz. Ése es el objetivo, acercarse mucho, lo más posible, estar siempre en todos los meollos, en todos los fregaos, aunque no vayan con uno, y si es posible pillar el micro y poder vomitar su perorata, que para algo uno es mejor que los demás. Si para conseguirlo uno tiene que perseguir a la gente, incluso por la calle, tanto mejor. Lo importante es medrar, medrar con unos y medrar con otros. Porque medraron con los socialistas, a los que les decían lo que tenían que hacer para ser igual de buenos que ellos y quieren seguir medrando con los populares, para que sepamos lo malos que pueden llegar a ser. Ése es el ánimo de muchos autoproclamados progresistas de nuestro pueblo, aunque en su discurso haya más contradicciones que en las instrucciones en castellano de un electrodoméstico comprado en un todoacién chino. Y que no se le ocurra a nadie afearle su conducta o hacerle ver su doble vara de medir, que nadie ose insinuarle que él no hace lo que dice, que será tachado de censor, fascista o retrógrado. Que para algo Él (ahora ya con mayúsculas) es el paradigma del bien, y nosotros, probes mortales, ignorantes que merecemos Su Redención.

A mí, todo esto, más que progresía, me suena más a hiprogresía.

¡Y me cansa!

1 comentario:

Miope dijo...

Eso te pasa por seguir leyendo gacetillas...