16 de marzo de 2008

En clave local

(Publicado en el último número del diario La Opinión de Torrent.)

Hace unas semanas desde este espacio que nos brinda La Opinión reclamábamos que Torrent se abriera paso en la escena política regional y nacional, de manera que pudiese contar con diputados o senadores en las Cortes, del mismo modo que ya lo hacía en Valencia. A los pocos días se confirmaba que dispondríamos de un candidato al Congreso y un candidato al Senado.

Este hecho, la concurrencia de dos torrentinos en las elecciones, nos obliga a hacer una lectura de los resultados en clave local. Nos fijamos, en primer lugar, en las elecciones al Congreso, en las que el Partido Popular presentaba como número 4 a María José Català. Como su elección se daba por segura, no podíamos obviar que tanto unos como otros esperaban que de los resultados se extrajese un refrendo al proyecto del PP en Torrent o una moción de reprobación al mismo. Lo sabían en la sede del PP –que celebraban con júbilo tener un representante en las cortes nacionales y autonómicas- y lo sabían en la sede del PSPV, aunque nadie quisiese decirlo con la boca grande. Para el PP era muy importante alcanzar un resultado que respaldase a la alcaldesa y a su equipo de gobierno; al PSPV le interesaba revalidar los votos de 2004 para levantar cabeza y poder asumir la renovación en la que se encuentra con esperanzas de recuperar el bastón de mando en 2011. El resultado ofrece una victoria clara y sin tapujos del PP, que ha alcanzado más de veintidós mil votos y que supone para la alcaldesa un espaldarazo a su proyecto, a pesar de toda la tinta vertida en contra de su proclamación como diputada y de la maquinaria pesada que se había movilizado –y que seguirá haciéndolo, sin ningún tipo de rubor pese al escaso interés que suscita-. Sin embargo no debería caer en el error el PP local de extrapolar los resultados a un número de concejales, pues hay muchas circunstancias que no lo permiten, como la ausencia de UV o la afección de los ciudadanos a los candidatos que más conocen en las elecciones locales. Puede servirle, no obstante, para encarar el futuro con más confianza, que tal vez se haya visto menoscabada con cuestiones como el I.B.I. o el lío con las fallas. Al PSPV, en cambio, la victoria de Zapatero a nivel nacional no le sirve para curar las heridas abiertas en la Comunidad Valenciana y en Torrent, pues salen de estas elecciones con menos votos que en 2004 y faltos de un líder regional y local con las que presentarse en 2011. Y no queda tanto para esto.

En segundo lugar, Sento Beguer se presentaba al Senado por el BLOC-IDPV. Aunque su presencia en el Senado era más bien cosa de ciencia-ficción, puesto que el bipartidismo y el rodillo del PP en Valencia hacían inviable su elección, sí resulta interesante comprobar que Beguer ha duplicado el número de votos de su coalición en su candidatura al Senado con respecto a los obtenidos al Congreso. Es decir, que cerca de cuatrocientas personas que no votaron al BLOC al Congreso sí eligieron a Sento para el Senado en Torrent. Además, es el octavo senador por número de votos en la provincia, lo cual, si bien no deja de ser un resultado testimonial, también le puede servir como un premio a su labor de oposición, a pesar de contar con una representación tan exigua como tiene. Así que pueden darse por satisfechos los dos, porque ambos han cumplido sus objetivos.

Torrent cuenta y debe seguir creciendo. A ver cuándo nos dan una alegría desde el Gobierno de la nación o desde la Generalitat y nos nombran a un ministro o a un conseller.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo que dices que la función de la alcaldesa, se ha visto menoscabada, con lo del IBI y el lio de las fallas, sus asesores se lan arreglado pronto, la primera cuestión del IBI, la culpa es de Zapatero(falacia monumental) y con relación al mundo de las fallas, no les cobre la carpas, que en principio dijo toda digna, "las tasas estan para pagarlas", y asunto arreglado ¿algún problema más?.

La Opinión de Torrent dijo...

Gracias Arturo, ya sabes que también os leemos, y que todos los blogs los vamos a ir incorporando en cuanto tengamos tiempo en la columna de la derecha para que además de información, también os lean como siempre. La Opinión no debe ser sustitutiva de ninguna sino entendemos que una página que esperamos sea de referencia. En ello nos va la publicidad que paga el periódico. Que la gente opine es lo más sano que le puede pasar a la democracia local y nacional.

Saludos

zacarías dijo...

Contemplo estos días de semana santa, con cierto estupor, que el excelentísimo ayuntamiento de Torrent ha colocado en su fachada una insignia católica (o cristiana, no estoy muy puesto en temas eclesiásticos, quizá usted me lo pueda aclarar). Creo que no es demasiado constitucional. La derecha de este país debería predicar con el ejemplo, si es que quieren aleccionar al Lehendakari Ibarretxe.

Emilio J. Aracil dijo...

A Zacarías:
Simplemente indicarle que esas insignias que ha contemplado "con cierto estupor" ya se colocaban en epoca de gobierno socialista (pregunteselo al Sr. Ros) y no solo en el ayuntamiento, sino tambien en la casa de la cultura. Esas insignias son igual que los cubrebalcones que adornan las calles de nuestra ciudad, lo único que en Ayto. y en la casa de la cultura son más grandes.
Creo que antes de criticar por criticar debería (aunque sólo fuese un poquito) informarse.

Emilio J. Aracil Furió
Tesorero de la JCHHSS