27 de septiembre de 2007

Semana Santa y Fallas

Un lector me hace un comentario acerca de la coincidencia en el calendario sobre la Semana Santa y las Fallas de este año. Recuerden que el Miércoles Santo será San José (y la plantà la víspera del Domingo de Ramos, por lo tanto). Según su criterio, al ser la Semana Santa una fecha para todo el mundo, sería más sencillo desplazar las fallas una semana más tarde, y de esta forma poder celebrar las dos. Su teoría es compleja, pues los calendarios laborales y escolares no dependen del Ayuntamiento en exclusiva, además de la gente que trabaja fuera de nuestro pueblo y que tendría que trabajar en la semana de fallas. Además, ¿quién tendría que dar su brazo a torcer? ¿las fallas? ¿las hermandades de Semana Santa? ¿la iglesia local? ¿quién tendría la potestad de atribuirse un cambio de fechas? Me da la impresión de que es un asunto que no tendría buena solución y podría dar más problemas que otra cosa.
En los años 50 el arzobispo Olaechea (creo que fue él) propuso trasladar las celebraciones de las fallas al 1 de mayo (día de San José Obrero), para evitar que coincidiera con la Cuaresma. Esa propuesta, que de haberse aceptado hubiera tenido innumerables ventajas para el sector turístico, fue desestimada por las propias fallas. Y si nos propusiéramos cambiar la Semana Santa en Torrent o en Valencia estaríamos proponiendo un disparate.
En mi opinión, salvo los ajustes necesarios en el recorrido de procesiones y actos festivos, no debería haber ningún problema en que coincidan. Evidentemente todos deberán ceder un poco, pues no me imagino el encuentro de la verónica mientras están quemando la falla municipal, o la ofrenda a la Virgen por enmedio de la procesión del Cristo de Medinaceli.
Se ha hablado mucho de que Torrent es una ciudad cívica, tenemos una buena oportunidad para demostrarlo.

25 de septiembre de 2007

El papel de Torrent

El gol de Pedro López y el comentario de Manuel Amate de ayer me han hecho reflexionar un poco sobre cuál es el papel de Torrent en la sociedad valenciana. Me explico: Los pueblos más importantes de la comunidad tienen un referente (Alzira, la Semana Santa, Avidesa o el balonmano; Sueca tiene a Fuster; Gandía, los Borja,- hasta tienen papas o un Santo- o la playa; Requena, la vendimia y el vino; Buñol, la tomatina; Sagunto, las ruinas y el teatro romano; Xàtiva, la muralla y la historia de su incendio...) Pero en Torrent, no es que no haya, es que en muchas ocasiones quedan empequeñecidos por nuestra cercanía a Valencia. No hemos dado un escritor de prestigio internacional como ha dado Alcalá, Iria Flavia o Vilagarcia, nuestros políticos locales a lo más que han llegado es a un escaño nacional, pero nunca en posiciones de importancia, no somos la patria de ningún Juan de Juanes (La Font de la Figuera) o Ribera (Xàtiva) ni siquiera hemos colocado a nadie en Gran Hermano. Nuestros éxitos en fútbol tuvieron su cúspide cuando el Racing de Santander visitó el San Gregorio en la Copa del Rey allá por los 80. En otros deportes que sí hemos tenido éxitos importantes e incluso internacionales, no hemos sabido vendernos bien y promocionarlo. Os recuerdo que cuando Champi ganó el campeonato del mundo de 80 cc. se quedó sin patrocinadores al poco y tenía que conducir él mismo el camión con las motos para seguir compitiendo. Y nuestros atletas del CAT o las escuelas de base que ganan títulos a nivel nacional pasan totalmente desapercibidos.
Nuestros más valiosos monumentos y obras de arte pasaron por la hoguera y apenas nos quedan tres cuadros de Ribalta. Las casas que adornan nuestra plaza se construyeron en su mayoría en los años 60 y nunca ganarán una bienal de arquitectura. Ninguna industria local es un referente en el mundo empresarial valenciano.
Sin embargo tenemos un activo muy importante y es el tejido asociativo y cultural. Casi treinta comisiones falleras. Más de quince hermandades de semana santa. Moros y cristianos. Centenares de manifestaciones culturales y festivas. No hay semana del año que no se celebre algún acto que merezca la atención. Se programan actividades culturales de calidad en el Auditori y el EMAT entre otros.
Sería una buena idea que entre todos promocionemos un poco más Torrent. Empezando por su nombre (Torrent, Torrent, Torrent, Torrent...) y acabando por la fiesta de cada una de nuestras calles.
P.D. En Wikipedia están empeñados en decir que el nombre de nuestra localidad es Torrente en castellano y Torrent en valenciano. Yo he intentado hacerles ver que no, que es igual en las dos, que fue así históricamente y que sólo en la castellanización de los topónimos del s. XVIII fue cuando se añadió, erróneamente, la -e final. Pero no me hacen caso. A ver si vosotros podéis echar una mano.

24 de septiembre de 2007

El gol de la jornada



El gol de la jornada lo ha marcado el torrentí Pedro López. Y además contra el Madrid.
Qué gozada. Podéis verlo cuanto querais, que merece la pena. Hoy su imagen dará la vuelta al mundo, pero ya veremos cuántas veces dicen de dónde es. Por si acaso, hacedle propaganda vosotros. Un torrentino desarbola al todopoderoso Real Madrid.
¡Amunt Pedro!
Anexo I: Diario As, 24-9-07
EFE | 24/09/2007

Iker Casillas, portero internacional del Real Madrid, elogió el gol que le metió Pedro López, del Real Valladolid, al admitir que fue "uno de los tres mejores goles" que ha encajado en toda su carrera deportiva. Desde 30 metros Pedro López colocó en la escuadra un potente disparo con la pierna derecha ante el que nada pudo hacer Iker Casillas.

22 de septiembre de 2007

Ponle menta

(Publicado en el número 118 de La Opinión de Torrent)

Ponle menta / mucha menta / y un poquito de pimienta/ es como un guiso el amor / sabrosito sabe mejor / ponle menta / mucha menta / porque así el cariño aumenta / que queriendo ya verás / si le pones un poco de menta / lo dichoso que tú serás.

Estas inocuas e inofensivas letras están extraídas del gran éxito Ponle menta de la simpar Rosita Amores. Y es que Rosita vuelve a Torrent a animar las tardes en los centros de mayores dependientes del ayuntamiento. Visto el mensaje de optimismo vital que transmite la artista de Nules, podríamos aconsejar a muchos que acudieran a verlas, aunque aún no estén en la edad dorada conocida como tercera, dado el pesimismo y catastrofismo que arrojan en sus palabras.

Algunos incluso han llegado a tildar la iniciativa de la concejalía de Servicios Sociales como “rancia”, “retrógrada” o “más propia de la España cañí”. Se trata sin duda de personas que no son capaces de ver más allá de sus propias narices. Tal vez a estas personas les parecería más apropiado traer a grupos como Barricada, Marylin Manson o Soziedad Alkoholika, seguro que sus letras atraen mucho más a nuestros mayores y se sienten identificados con sus atuendos.

Yo, qué quieren que les diga, probablemente no me acercaré a verla, o tal vez sí, pero de lo que estoy seguro es que cada actuación suya se contará como un éxito de participación y público. Y es que la genial artista ha sido la estrella de las fiestas y de los espectáculos de variedades de Valencia y sus pueblos. ¿Quién no recuerda sus canciones e increíbles trajes, los carteles compartidos con El Titi y los chistes que contaba entre canción y canción? ¿Sus letras picantes, los guiños al hombre de la esquina o los bamboleos que dedicaba al calvo de la primera fila? ¿Qué pueblo de la Comunidad Valenciana no ha contado con ella en sus programaciones? Es en definitiva un icono de los escenarios valencianos y un referente para muchas de las personas que acudirán a verla y además es una garantía de pasar un buen rato. Qué gustos más raros tienen las personas mayores, ya ves tú.

Los lunes, en el programa de Ramón Palomar de LP Punto Radio, hay una sección patrocinada por la Sala Canal de Pinedo. Su propietario, Vicente Ramírez –el de la canción de “Valencia en fallas”-, hace un repaso de lo que ha sucedido en su sala cada fin de semana, un largo etcétera de eventos que tienen como colofón una sesión para personas mayores el domingo por la tarde. Dicha sesión, en boca de su dueño y maestro de ceremonias consiste en lo siguiente: Espectáculo “erótico” por una pareja de actores, baile de pasodobles y al acabar la tarde, reparto de bocadillos y bebidas para todos. A esta singular propuesta de ocio, Ramón Palomar contesta con su sorna habitual: “Vicent, esteu fent el bé a les persones majors”, habida cuenta del éxito de cada una de las sesiones. Pues bien, Rosita Amores vendrá a Torrent a hacer el bien a los mayores. A cantar el “Ponle menta” y a enseñar la mamella, a hacerles pasar un buen rato, en definitiva, que para amargarse sólo hay que encender la televisión y ver las noticias. Sólo le pedimos a Rosita Amores que vaya con cuidado con nuestros abuelos, no les haga subir la tensión más de la cuenta.

¡Ah! Y que cuente el chiste del calvo, la cartera y la peluca.

21 de septiembre de 2007

Torrent en un blog

Hay un blog en Torrent que fue el que me inició en esta aventura de mantener un contacto cuasi diario con la red. En cierta medida, para mí es como un padre del resto de blogs, dado que era uno de los pocos que sí mostraba su autoría, lo cual le daba un aire de paternidad con respecto al resto (Millor Torrent, Ciutat de Torrent, Delincuente Fallero, etc..), además se permitía el lujo de poner en su sitio a quien se terciara. Se trata de Torrent en un blog, en el que su autor, José Luis Arnal, hacía un somero repaso de la actualidad de nuestro pueblo de una forma clara, sin tapujos y a veces, hasta contundente. Hace ya tres meses que dejó de actualizarlo y llegué a pensar que había sucumbido a la guerra que alguien quiso desatar y que se llevó un par de ellos por los aires. Más tarde supe que se encontraba fuera y que cuando regresara se pondría al día. Como quiera que el jueves pasado me encontré con él y me di a conocer, ya sé que no tiene excusa para actualizar, así que, ¡venga José Luis, anímate!.

20 de septiembre de 2007

Lustre y desgaste

Las políticas de lustre y desgaste suelen dar pocos resultados. Especialmente cuando se recurre a argumentos manidos y faltos de criterio. Abrazar farolas o dar estopa de forma indiscriminida no hace sino enrocarse en sus posiciones a unos y otros, pero no dan pie a que el resto pueda posicionarse. Además resta mucha credibilidad. Digo esto porque según a quién escuches acerca de la polémica de la Junta Local Fallera, lo único que puedes entender es que sea afín al PP o al PSOE.

Como desconozco bastante el mundo de las fallas, pues sólo soy un simple simpatizante de la fiesta, no puede entrar a juzgar las decisiones de la alcaldesa sobre el cese del vicepresidente o de la dimisión en bloque del resto de la JLF. Desde fuera, yo pensaba que la Junta Local Fallera era un organismo autónomo, independiente y sin ánimo de lucro. Y que funcionaba del mismo modo que la JCHHSS o la Federación de Moros y Cristianos. A cada comisión un representate (o dos) y entre todos a elegir al presidente.

Parece ser-corregidme si me equivoco- que en la JLF el Ayuntamiento sí que tiene poder y es el que finalmente nombra al vicepresidente, puesto que la presidencia la ostenta el alcalde. Según me han contado, de nuevo insisto en mi supina ignorancia en el tema, es el vicepresidente de la JLF quien elige a la directiva a su discreción. Y , según me explica un amigo, algo que me ha sorprendido y que pongo en duda hasta que alguien me lo confirme y me lo explique, el vicepresidente de la JLF tiene una asignación económica del Ayuntamiento. Cuestión, ésta, que me tiene perplejo si es que de verdad es cierta. (nota:Me aclara Encarna Redón que este punto no es cierto y que no tiene ninguna asignación económica. Conste que esta información me la pasó un fallero, que, por cierto ha sido miembro de directiva de falla durante muchos años)

En ese caso, siendo el anterior vicepresidente nombrado por el alcalde y siendo potestad de la nueva alcaldesa, el poder cesarlo, ¿a qué tanta polémica?. ¿por las fechas? Estoy seguro que los que critican la decisión no la habrían compartido en ningún caso: ahora porque están a punto de elegir a las falleras, después porque las acaban de elegir, en año nuevo porque están a punto de comenzar las fallas y si llega a ser en verano porque "aún no han tomado posesión y ya están cambiando". Es decir, la crítica nacería viciada de por sí: Política de desgaste.
En otro orden de cosas, ¿a qué obedece la dimisión en bloque de la directiva? ¿ a un criterio de corresponsabilidad (cesan a mi vicepresidente que me ha nombrado, pues yo también me voy)? ¿o a un criterio de inconformidad con el cese? Podemos suponer que es el primer caso: Política de desgaste.

En conclusión: El cese del vicepresidente no hace sino alegrar a los del PP y enfadar a los del PSOE. Unos darán lustre a la decisión y otros harán política de desgaste. Pero, en definitiva, nos quedaremos todos igual que antes.

P.D. Si alguien puede aclararme algunas cuestiones sobre este tema, le agradezco de antemano que lo haga en los comentarios. Muchas gracias.

17 de septiembre de 2007

Mercadona


Esto de tener un blog y hacerlo público tiene sus pros y sus contras. Ya hemos hablado de ello. Por un lado, tener una ventana abierta te proporciona un montón de amistades nuevas. De qué si no podría yo haber conocido a Sento Beguer, el delincuente fallero o publicar mis artículos en La Opinión. Además te paga bastante que gente a la que conoces - a veces incluso sin conocerla- te pare por la calle y te felicite o te comente tus ocurrencias. Por otra parte te pone en el disparadero local al verter tus opiniones, pues siempre habrá alguien con quien no coincidas o discrepe. Como parto de la base de que no soy político ni participo demasiado de la cosa pública, sino que simplemente me interesa la política local y nuestro pueblo, procuro ser, en la medida de lo posible, lo más prudente que puedo. Esto es, intento no meterme en camisa de once varas ni opinar sobre aquello de lo que desconozco o simplemente no me he formado una opinión. En este sentido, decidí moderar los comentarios del blog, dado que, al ausentarme algunas semanas, no quería que nadie pudiera dejar sus comentarios hirientes o desafortunados aquí. No ha ido mal la cosa, porque sólo he censurado tres o cuatro. Dos de ellos porque eran incomprensibles (saludos a gente desconocida y un críptico mensaje dedicado a una tal Marta) y uno que sí que me pareció inapropiado y decidí no colgarlo.
No les ocurre lo mismo, sin embargo, a otros bloggeros de la red local, que, al estar en el punto de mira político, reciben bastantes palos. Ellos, concejales del PSOE de Torrent, practican el juego limpio y del mismo modo que publican sus opiniones (algunas de las cuales ya os adelanto que no comparto en absoluto) sobre la política local, permiten que usuarios anónimos les rectifiquen o discrepen, en ocasiones, con bastante falta de tacto. ¡Qué poquito costaría que los usuarios pusieran su auténtico nombre! Así su anonimato les da la posibilidad de decir cosas que, de otro modo, estoy seguro que no dirían.
Viene esto a colación porque he leído en el blog de Encarna Redón que algún forofo de Consum o Caprabo le recomienda que vuelva a Mercadona, que es la empresa donde trabajaba, como intentando desprestigiarla. ¡Hombre! trabajar en mercadona no debe ser nada injurioso, puesto que es una de las empresas, sino la que más, que mejor trata a sus trabajadores. Su política de contrataciones es pionera en España: contratos indefinidos, participación en las decisiones de la empresa, permisos de maternidad de seis meses... ¿Habéis oído de alguien que se queje de trabajar allí? Yo, a nadie, os lo garantizo. Pero es que además su política de markéting es realmente increíble: cero euros en publicidad. Y cada vez abre más tiendas, factura más y contrata a más gente. Este verano estuve en Salamanca y al ver un Mercadona tuve que entrar. Me pareció ver incluso gente de Torrent allí. Era como estar en casa. Así que, amigos anónimos que se dedican a velar por el interés de los puestos de trabajo de los políticos: la próxima vez, afinad mejor el tiro, que os ha salido por la culata.

P.D. Después de esta perorata, tengo que decir que en absoluto estoy de acuerdo con la visión de Encarna o Pacheco sobre lo acontecido en el pleno. No he sido muy asiduo a los plenos hasta ahora, pero yo sí he visto al público comportarse mal y abuchear a concejales. Del mismo modo he visto otros comportamientos contrarios, es decir de la presidencia al público, desalojando a una persona del mismo por hacer un gesto de desaprobación. Lo siento, amigos, la mala educación no es patrimonio de nadie.

14 de septiembre de 2007

Pleno arriba, pleno abajo

Que en la vida todo es del color del cristal con el que se mira es un axioma digno de tener en cuenta. Digo esto después de presenciar el pleno de ayer por la tarde. El punto más peliagudo, ya que el resto se aprobó por unanimidad, era la reestructuración de algunos órganos y departamentos del ayuntamiento y funcionarios. Valentín Fernández y Amparo Folgado protagonizaron un debate que fue de guante blanco por las formas de ambos. Las posturas eran claras: Por un lado el socialista reclamaba que se diera más información acerca de las reestructuraciones en algunas áreas y rechazaba que se hubiera reemplazado a algunos funcionarios, con las consiguientes revisiones en sus contratos o salarios. Por otra parte la popular le contestaba que en el marco de las nuevas delegaciones establecidas, necesitaban ir cambiando algunos puestos y reorganizando otros, como ya se ha hecho en el pasado. Cada cual tenía sus razones y ambas parecían coherentes. Y ahí sale, que en una réplica de la alcaldesa defendiendo su postura, un grupo de personas del público le dedican una ovación. Inmediatamente el portavoz en funciones reclama que no es correcto que se aplauda y la alcaldesa pide respeto al público. A mí, qué quieren que les diga, el aplauso me pareció fuera de lugar y me abochornó un poco. Pero teniendo en cuenta que se trataba de personas mayores no le di demasiada importancia. Sin embargo, Encarna Redón me dijo que estaba muy ofendida. Al decirle que no entendía por qué, me contestó que no comprendía cómo la gente aplaudía el recorte salarial de algunos funcionarios. Hombre, digo yo que ésa no sería su intención, pero podríamos preguntárselo uno por uno a ellos, a ver qué dicen. Intuyo que la mayoría secundó un aplauso que alguien inició. Buscarle otras explicaciones me parece que es, como se dice vulgarmente, "mearse fuera del tiesto". Pero insisto, como ya he dicho antes, no es éste el lugar para ir a jalear a nadie, porque eso podría provocar enfrentamientos que nadie desea. Quien quiera chillar, que se vaya al fútbol.
Finalmente la propuesta se aprobó con los votos en contra del BLOC y del PSPV y a favor del PP. Por cierto, que las anécdotas que se están sucediendo a raíz de si votamos que se vote ahora o no se vote, son dignas de guardarlas en una antología de los plenos y, visto lo largo que se hizo el de ayer, ayudan a aligerar y relajar el ambiente. Sento siempre nos deja alguna perla.
En resumen, a algunos les pareció un pleno en el que se aprobó algo negativo y a algunos les pareció un síntoma de normalidad democrática hacer estos cambios. A algunos los aplausos les parecieron una gran ofensa y a otros una acción más propia de pueblo de película de Berlanga.
Lo mejor, sin duda, el acabar el pleno y poder saludarse todos -concejales y público - y comentar cosas del verano, del fútbol o de la vida en general, independientemente de las posturas de cada uno. Ése es sin duda el mejor haber de nuestra corporación. He estado en plenos en los que los portavoces -todos- se han dicho cosas muy duras e incluso desagradables, pero siempre al acabar ha habido buen ambiente. Que no lo perdamos, a pesar del cristal que llevamos puesto todos.

P.D. Ayer olvidé mencionar a Mª Cruz Nieto como otra de las concejales jóvenes del ayuntamiento. Le ruego no me lo tome en cuenta.
Y un saludo a Pepe Veiga, que ya sé que me lee. Moltes gràcies.

13 de septiembre de 2007

Novedades en el PSPV

Según leemos en el Levante-Emv, será Pepe Veiga quien sustituya a Bresó y no Yago al frente del grupo socialista municipal. PepeVeiga, que fue concejal de Educación en la anterior etapa, es una de esas personas de las que no puedes sino hablar bien. Afable y cercano, culto y siempre accesible. Un acierto contar con él como portavoz. Por otra parte, si corre la lista en el PSPV, será Esmeralda Torres quien tome posesión como concejala en lugar de Bresó. A pesar de no conocerla personalmente, siempre he recibido buenas impresiones de ella y de su actuación en la concejalía que ostentó, si no recuerdo mal, Política Lingüística.
Es una buena noticia que haya muchos concejales jóvenes en la corporación municipal. Si no me equivoco rozando la treintena o por debajo de ella tenemos a la propia alcaldesa, a Santiago Martí -concejal de Urbanismo-, a José Francisco Gozalvo -concejal de Medio Ambiente- , a Encarna Redón y a Esmeralda Torres. Mi sorpresa fue conocer que Sento Beguer no se encontraba en ese tramo de edad, pues le echaba muy poquitos años cuando me dijo su edad. Qué bien se mantiene el tío.

12 de septiembre de 2007

Se va


Nos desayunamos esta mañana con la noticia al leer en la edición electrónica del Levante-EMV y en el portal Hortanoticias. Bresó se va. Tras un pequeño amago de quedarse que intuimos en las líneas de La Opinión, en la entrevista que le realizó Manuel Amate, finalmente ha cumplido con su intención de marcharse. Ya le dediqué unas palabras de cariño y ánimo a Pepe en su momento, por lo que no voy a repetirme.

Sólo me queda desearle suerte en su nueva andadura personal y profesionalmente.

Mientras tanto, en la misma información se nos dice que será Yago el que ejercerá la portavocía en estos próximos años. Cargo que no le es ajeno, pues ya lo ostentó durante el mandato de Bresó. Intuyo que a partir de esta noticia se sucederán los cambios en las filas socialistas de Torrent. Les vendrá bien una renovación de personas e ideas y una profunda reflexión acerca de los resultados en Torrent.


Tiempo tendrán para ello. Buena suerte.

11 de septiembre de 2007

Cretinos III


Otro de los cretinos que aparecen en verano es el creativo publicitario de los grandes almacenes por excelencia en España. Su propaganda, basada en niños felices que estrenan de todo y cancioncillas pegadizas que acabas odiando, suele aparecer en nuestros televisores la tercera semana de agosto, lo cual viene a suponer el final del verano, por más que queden más de cuarenta días para ello. Al publicista-creativo le importa un bledo que a usted la visión de este spot le cueste una depresión de la que ya no se recuperará hasta el próximo mes de agosto. A él lo único que le preocupa es recordarle los pocos días de vacaciones de los que dispone y las suculentas facturas en ropa, material escolar y otras cuestiones que le aguardan en las próximas semanas.
Y para tal fin suelen elegir unos lemas que nos cuentan la felicidad que se supone tienen los niños al volver a las aulas, su ilusión por volver a ver a los amigos por estrenar cosas... Pero nada de nada. Sólo tiene que retroceder unos años atrás y recordar la angustia que usted sufría la víspera de ir al colegio el primer día, angustia que se acrecentaba si iba de vacaciones fuera y volvía justo el día de antes. ¿Recuerda aquella caravana de coches, en un embotellamiento, con el coche cargado con maletas, bolsos, la televisión, los hijos embutidos en los asientos traseros, con un calor de mil demonios sin aire acondicionado y la radio de fondo dando los goles de la primera jornada de liga en el Carrusel? ¿Y eso a usted le daba ilusión? Parece ser que al publicista sí.
Todavía no he visto un niño que llore agarrada de la maestra el último día de clase implorando que le dejen un poco más en el colegio. Ayer vi a una niña haciendo lo propio con su madre a la puerta de la escuela. Tenía cuatro años y era un cromo de niña. Las lágrimas y los mocos le rodaban por la cara mientras suplicaba a su madre que no la dejara allí, diciéndole "¡Te quiero mucho!" "¡Dame besos!" con un sofoco que me ponía un nudo en el estómago.
Pero, claro, esa imagen no vende mochilas.

7 de septiembre de 2007

El GPS

Como regalo de jubilación, mis compañeros de trabajo me regalaron un GPS. Se trataba de un aparato muy moderno y con funciones novedosas. Más allá de llevarme al sitio indicado por mí, él trazaba rutas alternativas y me recomendaba otras opciones a partir de un perfil que yo creaba al inicio. Le intoduje mis datos, aficiones, gustos, y tal y el aparato empezó a discurrir. A los pocos segundos me sugirió ir a un museo muy cercano a mi casa del cual desconocía su existencia. A continuación me llevó a almorzar a un restaurante que cocinaban como lo hacía mi abuela en el pueblo. Después de una opípara comida me aconsejó dejar el coche en un párking cercano al centro y caminar a pie. Descubrí zonas de la ciudad a la que sólo estaba acostumbrado a frecuentar en coche o autobús y disfruté mucho del paseo.
Comencé a entusiasmarme con el cacharrito y le pregunté qué podía hacer más. Empezó a formular operaciones, algoritmos neperianos y derivadas, ecuaciones de quinto grado y tangentes, y, por fin, arrojó un resultado. Había una conferencia de Juan José Millás en una librería próxima. Como me gusta mucho ese autor, allí que me dirigí, con la sensación de que algo raro había ocurrido cuando tanto tiempo había tardado en ofrecerme una respuesta.
Entré y me senté cerca, pues había bastante sitio libre. Al quedar un poquito de tiempo antes de empezar, jugueteé con el gps, pero éste, incomprensiblemente, había dejado de funcionar. No daba señales de vida. Lo toqueteé y manipulé, intentando en vano descubrir la causa de la anomalía. Tuve que parar cuando el escritor se presentó en la sala, en medio de los aplausos de los presentes. Un conocido periodista lo presentó al auditorio y le dio la palabra. Y cuando se disponía a tomarla, el aparato empezó a sonar de forma muy estridente. Millás se molestó y solicitó que se apagaran los móviles, pero el gps siguió con sus sonidos, así que el público comenzó a mirarme con gesto de desaprobación y enfado. Conseguí que parase y pedí perdón con bastante rubor en el preciso instante que la seguridad se disponía a desalojarme.
Acabó la conferencia y un encargado se me acercó y me pidió que le acompañase. Me llevó a una sala y al punto entró Juan José Millás muy enfadado.

Por lo visto, el gps era suyo y lo alguien lo había robado el día anterior.
¡Qué bordes son mis amigos!

6 de septiembre de 2007

Me duele el Valencia

Tres entrenadores, cuatro directores deportivos, tres equipos médicos, más de veinte fichajes y más de ciento y pico millones de euros gastados en jugadores. Me duele el VCF. Me duele su gestión deportiva. De la económica, no podemos hablar porque sencillamente desconocemos si las operaciones de Mestalla y Porxinos serán rentables para el club o para algún avispado.
Ése es el resultado de la gestión de Juan Soler. En mi humilde opinión, el presidente más incapaz que ha tenido el VCF en los últimos años.

Todo son buenas palabras, pero le crecen los enanos. Ficha a Amedeo Carboni de director deportivo, cuando su relación con Quique era nula. Visto el trabajo de uno y de otro, el cese tenía que haber sido el del entrenador. Pero, no, optó por Flores y se la jugó esperando a última hora para traer a Miguel Ángel Ruiz, director deportivo artífice del éxito del Atlético en su doblete, pero alejado del mundo del fútbol desde hace unos años. Sus fichajes han sido sólo dos: Zigic y Fernandes, por los que ha pagado más de treinta millones de euros. Así también ficho yo.
El mejor extremo izquierdo de Europa se lesiona y no quiere que el médico, amigo personal de la familia Soler, lo trate. El mejor entrenador de porteros se enfrenta a Soler y su equipo y es cesado.

Y Quique, un buen entrenador, pero parece que el equipo le queda un poco grande todavía. Es un traje que aún no le viene. Tal vez, con el tiempo...

Y aún así, soñamos con ganar la liga. Soñar es gratis.

5 de septiembre de 2007

Cretinos II

Dentro de nuestra serie de cretinos veraniegos y hasta que la apertura del curso político local nos dé argumentos para ponernos un poco más transcendentales, dedicamos hoy nuestro capítulo a un grupo de personas: los calzoneros.

De toda la vida, la ropa interior ha recibido ese nombre: interior. Si acudimos de nuevo al diccionario, la definición de interior es diáfana: Que se encuentra dentro de algo. De ahí su nombre. Interior. Para que se ponga dentro de la ropa. Para que no se vea. Para que oculte las partes íntimas. Pero hete aquí que el sr. Beckham y un creativo publicitario de Calvin Klein pensaron que quién se iba a gastar 60 euros en unos calzoncillos de diseño si nadie podía saber que había hecho semejante estipendio en ellos. Así que se les ocurrió que sería interesante -económicamente hablando, claro- que a David se le viera el slip en las fotografías. Y a partir de ahí vino el resto. Los humanos, que en masa somos bastante estúpidos, les hemos bailado el agua. En especial nuestros púberes, que se han lanzado a comprar pantalones "bajos" (con una cintura a la altura del tobillo) que permitan que se pueda ver la banda de goma del calzón que lleva impresa la marca.

Esta moda no ha quedado circunscrita al ámbito discotequero o del fin de semana, sino que podemos verlo en todas las situaciones y ambientes e incluso, el que más duele, en las piscinas y playas de España. De todos es sabido, en especial de los hombres, la rara habilidad que tienen los machos españoles en mantener en condiciones el fondo del calzón. Los frenazos y derrapes de algunos de ellos, que descuidan la higiene íntima después de cada episodio, colorean el calzoncillo. Por este motivo siempre me ha parecido especialmente asqueroso que la gente tomara el baño con la ropa interior puesta bajo del traje de baño, puesto que podría dejar pequeños fragmentos de sus deposiciones en el agua común. De pequeño, sospechaba que la leyenda del agua que se colorea con las micciones ya me olía a mentira y este hecho ha quedado sobradamente demostrado con los años y a la vista de las costumbres a las que se han entregado nuestros jóvenes.

Es lo que sucede cuando una sociedad abandona al Ferry's de toda la vida.

1 de septiembre de 2007

Cretinos veraniegos. I

Iniciamos esta colección de final de verano (¿ya ha empezado la suya?) con el que a mi juicio es uno de los mayores cretinos de España: el programador televisivo. (Conviene recordar la definición de cretino que nos proporciona la R.A.E., una de cuyas acepciones es la siguiente: "estúpido, falto de talento". Dicho sea esto para que nadie se rasgue las vestiduras. Es éste un artículo con intención de reírnos un rato).

El programador televisivo, cuando llega el período estival piensa que todos se han ido de vacaciones, incluidos los cerebros, y cree que puede programar lo que se le antoje. Hay algunos muy avispados, los de telecinco sobre todo, que son capaces de proporcionar, a partir de cinco minutos de vídeo, horas y horas de programación. De otra forma no se podría hacer el programa del verano, aquí hay tomate, está pasando y hormigas blancas. He visto este verano trescientas setenta y dos veces cómo desenmascaraban al presidente de la peligrosa asociación Gremio Real de Halconeros, cuyos fines son, entre otros, hacerse con el poder mundial y entregárselo a alguna peligrosa organización terrorista alienígena.

Pero el que se lleva el galardón es, sin duda, el creador del infecto concurso ¿Sabes más que un niño de primaria?. Este programa, seguramente auspiciado por los organismos públicos de educación, quieren hacernos ver que nuestros niños son más listos que los adultos, a pesar de la tan manida LOGSE. Hasta ahí ningún problema. Pero lo han hecho intentando colarnos un gol como una catedral eligiendo para tal disputa a unos individuos que difícilmente podrían atarse los cordones sin tararear la cancioncita que aprendieron de pequeños para tal menester.

El mecanismo del concurso era sencillo: El concursante elegía alguna de las asignaturas que estudían los niños en Primaria como Astronomía de 3º (sic), Geología de 2º (sic) o Arquitectura Prehistórica en las praderas de Atapuerca de 5º. De esas materias, el presentador, Ramón García, el de la capa y la Obregón, formulaba una pregunta ante la cual el concursante solía quedarse sin habla. Normalmente las primeras dejaban en muy mal lugar al sufridor que se había sometido a tal tormento, como por ejemplo, "¿Cuál era el color del caballo blanco de Santiago?" o "En este banco hay un padre y un hijo, el hijo se llama Juan y el padre ya te lo he dicho" , por lo que solicitaba el auxilio de algunos de los niños que habitaban el aula del plató ante sus mofas y burlas. De los niños hablaré después. Superadas las primeras trabas y habiéndose quedado sin comodines y por lo tanto sin ayuda infantil, el concursante quedaba a merced de las preguntas del resto de asignaturas, y era entonces cuando le preguntaban por cosas que la mayoría de niños de primaria sabe, como el peso atómico del Wolframio, el tercer diputado de Soria en la cuarta legislatura o las hectáreas que tiene la superficie de Uganda restándoles la mitad más pi al cuadrado. A estas preguntas huelga decir que los niños respondían con una displicencia que para sí querría el Dr. House, atreviéndose a escribir en sus pizarras expresiones tan castizas como "Very easy". Al final, el interfecto tenía que humillarse en público y reconocer que no es "tan listo como un niño de primaria" única afirmación en el concurso que tenía visos de realidad al haberse ofrecido voluntariamente y por unos miserables euros a semejante vilipendio.

¿Y los niños? ¡Ay , los niños!. Su estilismo (sic) pasaba del vestido de go-go de discoteca playera de una de ellas, pasando por el de típico jugador de béisbol (deporte que como todo el mundo sabe se practica en la totalidad de los recreos españoles) y acabando por la androginia de uno de ellos, habida cuenta de la melena que lucía y su voz aflautada.

Y ustedes se preguntarán, ¿y por qué lo viste, entonces? Pero es que, ¡ay! si yo no quería, pero los directivos de la cadena de Planeta (manda ... una editorial, en lugar de fomentar la lectura fomenta esta basura) pensaron que tal programa merecía un mayor autobombo y sus promociones las insertaban en todos los descansos de Los Simpsons, el único programa que se salva de toda la programación veraniega, e incluso del noticiario de Matias Prats. (¡Matías! tu quoque?). Así que no tenía más remedio que tragarme las gracias del presentador, de los niños y de aquel patán que en el ejercicio de su incompetencia sólo se le ocurría soltar una gracia en su respuesta.

Y además sigo sin saber cuál es el verbo que indica el sonido que hacen los elefantes.