31 de julio de 2007

El carrer major y sus amigos

Estas fiestas he tenido la oportunidad de conocer a mucha gente que me lee en el blog o en La Opinión. El gazapo del nombre de mi último artículo me ha permitido saber cuántos leen el articulito, lo cual, al igual que le pasa a Carles, me avergüenza un poco. Uno de los amigos que he hecho es el quijote torrentino Sento Beguer. Cada vez que lo veo no puedo sino pararme a saludarlo. Alguien me pregunta qué tengo que ver, ideológicamente hablando, con el caballero de la alegre figura para saludarlo tan efusivamente. -¡Qué tendra que ver!- le digo yo- para que lo aprecie y respete. Otros a los que ya conozco, me paran en la verbena o en las puertas de las casernas para decirme lo que piensan del blog. Sólo me ha faltado conocer al delincuente fallero, que ya se ha dado a conocer a Carles. Ayer lo vi en la procesión, pero al no estar seguro de que era él, no le dije nada. La próxima vez, lo pararé.

¿Rigor o coherencia?

Cuando uno se mete a criticar sin mirar pelo, corre el riesgo de caer en la contradicción o la incoherencia. Por ejemplo, imaginemos que yo me presento a un trabajo al que concurren varias personas. Debido a una serie de criterios de selección no resulto elegido y otra persona sí. Si al salir de la empresa empiezo a criticar el sueldo al que yo aspiraba, ¿no resulta mi crítica una pataleta infantil de un niño al que no le dejan jugar?

Otro ejemplo, supongamos ahora que yo dirijo una empresa que tiene por principal cliente a una institución pública. Esta institución supone más de la mitad de mi facturación, a pesar de que aprovecho cualquier posibilidad para arremeter contra los responsables de la misma. Pues bien, esta institución pública tiene representación en otras zonas del país, que para el mismo fin y en las mismas circunstancias que la mía, ha contratado a otras empresas. Y yo, en el colmo del cinismo, critico las condiciones de contratación de aquélla sin observar que son las mismas que yo tengo.

Tercero y último. Un niño tiene un juguete. El juguete no es suyo, digamos que pertenece a la ludoteca municipal. Este niño, al que llamaremos, por ejemplo, no sé... J, no tiene el carnet de la ludoteca. Al poco de jugar, aparecen otros niños, más pequeños que J, a los que llamaremos T y M, que tampoco tienen carnet y que cogen otros juguetes de la ludoteca, aquellos con los que el nene J no está jugando. Entonces J se pone a llorar y llama a su mamá y le dice al monitor de la ludoteca que no deje jugar a M y T porque no tienen carnet. El monitor le explica que en ese caso, J debería dejar de jugar también y la mamá le llama cacique y dictador.

(Por cierto, ya me he dado cuenta en mis últimos posts que la ironía en internet no se capta tan fácilmente como en la conversación. Lean por tanto este artículo proveyéndose de una gran dosis de sarcasmo, ironía y sorna.)

30 de julio de 2007

Susceptibilidades y la bajada


Esto de escribir en un blog es más difícil de lo que me parecía cuando empecé. Yo pensaba que se trataba de plasmar mi opinión sobre los asuntos que más me interesan y dejar que los que me leéis plasmaseis las vuestras con los comentarios. Pero resulta que hay gente de lo más tisquimisquis. Si escribo, por ejemplo, que he elaborado las embajadas de las trabucaes de los cinco anteriores años, pero que algunas comparsas que me buscaron no me dieron ni las gracias (sin citarlas, porque se dice el pecado pero no el pecador) uno me acusa de faltar al respeto y de no tener humildad. Si opino que deberíamos ser más prudentes en el uso de las vallas con las que se corta el tráfico en fiestas -de manera indiscriminada a veces- me dice otro amigo que no tengo ni idea y que a ver cómo doy yo las clases (¿..?). ¡Qué tendrá que ver el culo con las témporas!. En fin, que diga lo que diga, habrá alguien que lo tergiverse y lo vuelva contra mí.

Y hoy quería escribir sobre la bajada de moros de ayer. Pero, pensaba, no pongas nada que alguien se pueda tomar a mal, que te caerán más palos. Y me decía a mí mismo: ¿Entonces, escribo que me gustó un montón todo? Y llego a la conclusión de que no. Que quiero dar mi opinión y que sólo tomaré en cuenta las críticas cuando tengan un atisbo de sentido común o yo haya faltado al respeto de alguien.

Y llegamos a la bajada. Pues sí. Me gustó. Pero debo deciros que seguramente seré uno de los pocos que prácticamente no se levanta de la silla- salvo para causas de fuerza mayor-.

En primer lugar, algo que se debería revisar es el horario. Yo pensé que estaba anunciado a las 20, aunque en realidad era a las 20'30. A las 19'30, en el carrer del convent, mientras caía un soberano sol, ya había mucha gente sentada, algunos de ellos mayores. A las 20'45 se empezó a ver cómo bajaban por el instituto. Teniendo en cuenta que acabó sobre la 1'30, habría que contemplar que hay personas que están siete horas sentadas en la calle y algunas sin posibilidad de ir al servicio.

En segundo lugar, la imaginación de algunas comparsas por hacerlo más divertido u original. Por ejemplo, els almogàvers, ya que ellos mismos sacan el grupo de percusión. Una forma de ahorrarse dinero en músicos y trajes y participar todos juntos en la fiesta. O los berberiscos, que este año prefirieron gastarse el dinero en una espectacular banda de música en lugar de alquilar trajes, de forma que desfilaron con el traje de pirata que ya tenían. Son sólo dos ejemplos, y hay más, podríamos hablar de los bailes de contrabandistes o els forquers. Es síntoma de que nos encontramos ante una fiesta viva, que no espera a la capitanía y el boato para hacer disfrutar a la gente.

En tercer lugar, los fotográfos. Y no me refiero a los de medios o a los profesionales que contratan las comparsas o la asociación para hacer algún reportaje. Sino que me refiero a los que se colocaban su cámara y se paseaban por el medio del desfile haciendo fotos a diestro y siniestro. Desluce mucho la bajada ver a tanta gente que, en principio, no deberían estar allí. Y molesta a los que estamos viéndolo o desde el público quiere hacer una foto.

Y las capitanías. Me gustaron. Tal vez de la capitanía cristiana esperaba algo más, al ser una comparsa tan numerosa. Si bien es cierto que la moixeranga de Algemesí fue algo único y nunca visto en Torrent. Y los bailes de la Torre eran muy bonitos y espectaculares, así como los caballos. Luego caí en que este año han hecho un esfuerzo muy importante con la caserna, que les ha quedado de fábula, por cierto. La capitanía mora, en cambio, al ser un grupo más reducido de gente, me sorprendió agradablemente. El detalle de la alfombra en toda la calle le gustó a la gente. La capitana mora, en lugar de ir en una carroza, iba a pie con sus hijas, un detalle también muy bonito.

Y es que preparar una capitanía sale por un ojo de la cara. Cualquier grupo que contratas, más si es de fuera, cuesta un riñón. Si añades animales, carrozas o músicos, prepara la chequera. Y las cuotas, la lotería y todos esos rollos, a veces, ya no dan de sí. Sería muy interesante que algún patrocinador viniera a Torrent, viera lo que se ha hecho aquí en poco tiempo y soltara la pasta. Ya está bien de exprimir siempre a los festeros y a sus familias.

28 de julio de 2007

Pegant-li voltes a la «Educació per a la ciutadania»

(Publicat al diari La Opinió de Torrent, nº 116)

(Nota: Per un error d'impremta, a l'edició impresa del diari ha aparegut l'article signat per un altre col·laborador)

Una de les finalitats de l'Educació Secundària Obligatòria és l'anomenada “propedèutica”. Perdó per la paraula. Este terme faria referència al conjunt de coneixements que un xiquet ha de saber abans d'enfrontar-se a la vida real. Per tant, totes les matèries i disciplines que s'impartixen en esta etapa estan encaminades a dotar els nostres xavals de les ferramentes necessàries per a poder afrontar qualsevol repte futur. Podríem debatre durant diverses hores si este objectiu l'han aconseguit aquells que a hores d'ara tenen el graduat escolar, però no és el cas. Del que podem estar segurs és que Zapatero no ho creu així, perquè d'una altra manera no s'hauria tret de la mànega l'assignatura que s'ha donat a dir “Educació per a la ciutadania”.

Dels continguts que s'han avançat sobre la mateixa no tenim molt que objectar: drets humans, democràcia, respecte… Segurament la majoria de nosaltres estem d'acord en què són valors desitjables en els nostres pàrvuls, en major o menor mesura. Sí, en canvi, podem fer-ho sobre la verdadera utilitat d'esta assignatura.

En primer lloc, perquè se solapa amb altres matèries i hores lectives específiques per al mateix fi que ja existixen en el currículum de Secundària, com són l'Ètica, les Habilitats Socials, la tutoria o la pròpia i injuriada Religió (o si és el cas, l'alternativa). Dedicar més hores a treballar els mateixos temes (respecte, democràcia, ecologia, llibertat…) no farà sinó que els més jóvens els acaben institucionalitzant i passen olímpicament d'ells.

En segon lloc, perquè les programacions de totes i cada una de les assignatures, seguint l'objectiu general de la E.S.O., ja contemplen l'educació en valors com la salut, ecologia, democràcia - a açò se l'anomena eixos transversals- encara que per a això calga ficar-los amb calçador en les classes (ja em diran com compaginar l'educació per al consum amb les oracions subordinades condicionals).

I en tercer lloc perquè té gràcia, molta gràcia, que el mateix partit que va acabar amb l'ensenyament de les Humanitats (se'n recorden: llatí, grec, història d'Espanya, Filosofia…?) pretenga ara vendre'ns l'Educació per a la ciutadania com la panacea davant del problema dels nostres jóvens. I crec que este és el verdader cavall de batalla en esta qüestió. Perquè en els actuals plans d'estudi de la E.S.O. hi ha, per exemple, zero hores dedicades a la filosofia, que és una de les matèries que ens ajudaria a aconseguir aquella finalitat “propedèutica” de la que parlava a l'inici, per quant ens ajudava a aprendre a pensar per nosaltres mateixos. I ací està l'error, el cras error del govern de Zapatero. No interessa que els jóvens siguen crítics amb res, ni que es puguen plantejar gens diferent de la resta. Un dels perills de la democràcia és pensar que tot és lícit, que cal respectar-ho tot, que tot és vàlid. I així anem homogeneïtzant els nostres jóvens. Així els anem simplificant. Així ho pretén l'Educació per a la ciutadania. Una única societat, un únic pensament. Com dia un diu savi torrentí, referint-se a la joventut actual: Mai tanta informalitat ha sigut tan uniforme.

Estem caminant a un pla d'estudis que limitarà l'ensenyament d'eixos coneixements necessaris perquè un xaval accedisca a la societat al respecte, sense dedicar-li el temps necessari a estudiar com hem arribat a ser el que som, quins mecanismes regixen la nostra naturalesa i quins reptes ens planteja el futur. Serem una societat del respecte. Sí. Però una societat inútil i nècia.

El respecte no és una màxima de l'educació. És una conseqüència d'ella. Ensenyar respecte com un valor en si, és com dir-li a un malalt que ha d'estar sa, però no donar-li cap tractament per a curar-lo. I se suposa que volem curar el malalt. O no?

27 de julio de 2007

Vaya con las vallas


¿Quién es el que reparte las vallas de tráfico por el pueblo?
¿Habéis intentando cruzar en coche Torrent en horas en que no hay ningún acto, ni ninguna comida o cena, en las que se supone que una calle vacía es una calle vacía? ¿Por qué, para qué poner una valla en una calle vacía?

Supongo que cortar el tráfico en una calle obedece a que en esa calle se va a celebrar algo. O que da a otra calle o plaza que está cortada. Pero, ¿cortarlas porque sí?.

26 de julio de 2007

El gato de la muerte

Un gato predice la muerte de los ancianos de un geriátrico. La noticia ha saltado a los medios de comunicación. Así a simple vista no hay nada de sobrenatural. Lo natural en un geriátrico es que los ancianos finen. Pero , por lo visto, el felino pasea por los pasillos y de cuando en cuando se cuela en una habitación, olisquea, da un par de vueltas sobre sí mismo y si ve cerca el momento final, se sube a la cama del pre-finado. Esto es de una inestimable ayuda para las enfermeras que disponen de un par de horas para llamar a la funeraria, al párroco y a los familiares. Todavía no se han descrito situaciones en las que algún "ángel de la muerte" haya hecho uso de un notario para autoasignarse alguna cuantía de la herencia antes del óbito. Estaremos atentos pues.
Ya puestos a buscar gatos sobrenaturales, podría aparecer un gato que descubriera a los mentirosos, a los defraudadores, a los que evaden impuestos, a los que copian en los exámenes, a los que no pagan las multas, a los que se saltan el semáforo, conducen con el móvil o miran más la pantalla del GPS que la carretera... Pero me parece a mí que a esos gatos, alguien los ha encerrado.
De otro modo, iríamos siempre rodeados de una docena de ellos.

El tour

No pasa una etapa del Tour sin que echen a un ciclista acusado de dopaje. Ayer mismo, después de estar viendo cómo Contador intentaba atacar a Radmusen en el puerto, mientras éste, impasible en su sillín, no le cedía ni un metro y acababa demarrando y dejandolo a más de tres minutos en la general, nos enteramos de que echaron al mismísimo líder por no haberse presentado en sucesivas ocasiones al control.

Todo el mundo se rasga las vestiduras. Todos lo acusan de tramposo. ¡Usar las drogas para ser mejor! No seré yo quien diga que no tienen razón.

Pero, ¿de qué nos sorprendemos? ¿No somos nosotros los que estamos enseñando a nuestros chavales que furmarse un porro o meterse un tirito no pasa nada? Porque, digo yo, que un chaval de quince años no nace aprendido. Alguien le habrá dado el porro. Alguien le habrá dicho cómo liarlo. Alguien le habrá dicho que no pasa nada. Y no me vengan ahora con monsergas de las campañas de sensibilización, de los proyectos, de los anuncios en TV, porque eso a los chavales, se la trae... iba a decir una barbaridad.

Vivimos en una sociedad hipócrita que por un lado te dice lo que no debes hacer y por otro lado te da los medios necesarios para que hagas lo que no está bien. Decimos que no hay que fumar porros, pero luego en los programas de la tele, hacemos gracietas con si uno se lo ha fumado, que si son cigarritos de la risa, que si luego te lo paso...

Pues, eso, que tenemos lo que nos merecemos.

25 de julio de 2007

Moros y cristianos




Ya están aquí los moros y cristianos. Ayer por la tarde ya pudimos disfrutar del pasacalle con el que dan inicio a las fiestas y mañana les trabucaes invadirán la plaza. Me gusta mucho el acto dels parlaments, aunque a decir verdad, si yo fuera moro o cristiano, no sé si participaría (no es que me dé miedo la pólvora, me dan miedo algunos que la tiran como si tirasen petardos chinos).
Además en este acto he venido participando durante los últimos años, escribiendo los parlamentos de los embajadores. La primera vez lo hice junto a mi hermano Nacho, de Berberiscos, cuando ostentaron la capitanía con las damas de Na Violant. Parece ser que gustó porque en los cuatro años sucesivos me llamaron para que siguiera haciéndolo. Fui introduciendo alguna aportación que creo que quedaba mejor, como escribir los diálogos en verso. Cuando la capitanía cristiana recayó en els Comilitons, Carles me sugirió que introdujera algunas bromas actuales y transgresoras, sin caer en la zafiedad, para hacerlo más divertido. Creo que no resultó del todo mal, a pesar de que hubo alguna que otra censurilla...

La verdad es que me lo pasaba bastante bien escribiéndolas y viendo cómo las representaban. De esto, obviamente, no veía ni un duro, aunque me costara bastante faena. Tengo la rara habilidad de que cada vez que hago algo es "por amor al arte". Algunas comparsas y filaes- las que me conocían personalmente y me buscaban para que se lo escribiera- me invitaron a cenar y tuvieron detalles conmigo, como nombrarme delante de toda la comparasa y hacerme algún obsequio. Otras, en cambio, no me dieron ni las gracias.

Qué le vamos a hacer.

24 de julio de 2007

Para los que nos hemos criado en Lo Rat



Amigo mío, qué tiempos aquellos... ¿os acordáis?

Perdido en el río

Edelmiro Pruñonosa tenía pánico al mar. Creía que a unos metros de la orilla de la playa había un gran precipicio que arrojaba el agua al abismo. De hecho no creía en la existencia de Mallorca, como tampoco de los extraterrestres. Cuando alguien le decía que la Tierra es redonda, él se burlaba diciendo que quién la sostenía. Esto le costó muchos disgustos en el colegio, pero una vez entrado en años, ya no le suponía gran problema. Se marchó a vivir al pueblo de sus padres, que era en el interior y no se molestó en darle mucha publicidad a sus creencias, con lo que vivía con el respeto y el afecto de sus vecinos. Ya se sabe que el afecto de estos depende de no conocerse demasiado entre sí y no descubrir las miserias del otro. Si bien, permanecía soltero, por miedo a que una mujer descubriera su terrible verdad y lo abandonara como hicieran otras.

Así pasaba los días y los años Edelmiro, entregado a su única pasión que era cuidar de sus campos y ver pasar los soles y las lunas.

Un buen día Edelmiro se perdió. Según un labrador que lo había visto a última hora de la tarde, se dirigía al río a sofocar el calor bochornoso que hacía esa tarde de julio y allí se le perdió la pista. Durante varios días lo anduvieron buscando por el bosque y el río, incluso en algún pantano río abajo, por si se hubiera ahogado y su cadáver estuviera flotando allí. A las tres semanas de ímprobos esfuerzos por hallarlo, se suspendió el dispositivo policial y a los pocos meses lo dieron por muerto.

Pero en mi interior sabía que Edelmiro estaba vivo, no sabía por qué, pero lo intuía. Y hoy lo he desmostrado. Estaba viendo las noticias. Han conectado con Mallorca para informarnos de que la familia real ha llegado a pasar sus vacaciones de verano y al enfocar al público que curioseaba detrás de las cámaras, he visto a Edelmiro acompañado de una mujer. Era él, estoy seguro.

Me he quedado mucho más tranquilo. Ahora sé que Mallorca sí que existe.

23 de julio de 2007

Banda sonora



Estoy haciendo pruebas y descubriendo cómo sacarle más partido al blogger. He descubierto esta aplicación (bueno, la he copiado de otros usuarios, como Carles) y he subido una canción de la banda sonora de La Misión. Cada vez que la oigo me tengo que parar y cerrar los ojos. Propongo ponerla antes de empezar los plenos, a ver si todos nos relajamos más.

19 de julio de 2007

Se veía venir...

El desenfreno de uno/s por subirse al carro del caballo ganador, medrando todo lo posible y diciendo culaquier cosa por descabellada que parezca, el anonimato de otros que se aprovechan para soltar toda su bilis en estos tablones de anuncios que son los blogs y la mala educación de los que van a los plenos a ciscarse en la madre de alguien o icrepar a un concejal, han derivado en una serie de denuncias interpuestas por el presidente de la JLF y el director de eltorrenti.com.
Sin entrar a valorarlas (he intentado averiguar algo, pero me ha sido imposible) dire la típica frase de "ya os lo dije". No se puede utilizar estas ventanas para soltar uno su bilis y quedarse tan a gusto. Personalmente, y respetando el derecho al honor que crean haber visto vulnerados los afectados, dudo mucho de que puedan prosperar las demandas, habida cuenta de la dificultad de comprobar quién hay detrás de los presuntos insultos y calumnias y si constituyen o no un delito. Yo, por mi parte, me uno a la decisión de blogs lliures de no permitir que nadie use mi blog personal para dejar aquí sus caquitas. Ya he quitado algunas y quitaré las que hagan falta. Sean del signo que sean.

Hoy quería hablar del pleno del lunes, pero Millor Torrent lo hace mejor que yo, así que os dejo el enlace.

18 de julio de 2007

Los resultados

Éstos han sido los resultados de las votaciones.:
Pregunta: ¿Cuáles son las siete maravillas de Torrent?

RespuestasVotos Porcentaje
La Asunción17 27%
Ermita8 12%
Torre y casco antiguo8 12%
Casa de la Cultura6 9%
Serra Perenxisa5 8%
Ayuntamiento5 8%
Auditori5 8%
Els arquets3 4%
Hort de Trènor3 4%
Parc Central2 3%

Con lo cual, para los lectores de este blog, las siete maravillas de Torrent serían: La iglesia de la Asunción, la Ermita de San Luis, la Torre y el casco antiguo, la casa de la Cultura, la Serra Perenxisa, el Ayuntamiento y el Auditori.

17 de julio de 2007

Mayra

Fernando Ridruejo era un hombre de lo más peculiar. Tenía su piso, su hipoteca y su coche en el garaje como todos. Dos hermosos hijos que ya iban solos al colegio. Una bellísima esposa que trabajaba en una guardería y una familia que nunca se olvidaba de llamarle por su cumpleaños. Además, sus padres, aunque ya algo mayores, no le daban demasiado la lata. Podría decirse que la vida de Fernando era perfecta.

Pero Fernando ocultaba un gran secreto.

Fernando tenía un pánico horrible a la televisión. Creía que al igual que tú podías verlos, ellos podían verte a ti. La culpa la tenía Mayra Gómez-Kemp, que en una edición del Un-dos-tres se le dirigió personalmente. Obviamente nadie reparó en ello, pero Fernando sabía que se refería a él. Todo ocurrió así: Los concursantes optaban a conseguir el apartamento en Torrevieja o un Seat Málaga. Fernando participaba como sufridor en casa. A tal efecto había comprado un paquete de salchichas y había enviado cuidadosamente el código de barras, evitando pringar toda la carta. De repente, la imagen se congeló y Mayra lo miró y le dijo: "Fernando, espera mi señal".

Desde entonces Fernando no podía ver la televisión. Lo disimulaba diciendo que alienaba a la gente y que prefería leer. Pero tenía miedo a que Mayra le diera la señal. Cierta vez su mujer le puso el vídeo de la boda y Fernando , aterrado, esperaba ver de un momento a otro, a la Ruperta asesina o a la Botilde violadora. Poco a poco, con el paso de los años, se fue confiando y comenzó a ver algunos informativos, documentales y alguna película clásica.

Hasta que, hace unos meses, en un especial sobre el cincuenta aniversario de tv, repusieron unas imágenes del un-dos-tres y volvió a salir Mayra. Lo pilló por sorpresa y no pudo reaccionar. La imagen volvió a congelarse y Mayra se dirigió de nuevo a él, con estas palabras: "Fernando, ejecuta la orden 57".

Fernando creyó que se le helaba la sangre, que el mundo se le venía encima, que la vida, tal y como la conocía hasta entonces, había terminado. ¡La orden 57!. ¡No, no podía ser!. ¿por qué ahora, si la vida le sonreía!. Fernando se estiraba los pelos, y refunfuñaba. Estaba muy, muy nervioso. Las consignas eran claras, la orden 57, pero, ¡ahora!. Por un momento pensó que iba a perder la cabeza...

Había perdido el manual de instrucciones y no recordaba cuál era esa orden.

Ya sólo quedan 10

¡Ya sólo quedan 10, mañana tendremos los resultados definitvos!

Encuesta: ¿Cuáles son las siete maravillas de Torrent?

Aquí podéis ver los resultados:

Encuesta: ¿Cuáles son las siete maravillas de Torrent? - RESULTADOS

Como la encuesta sólo permite una respuesta cada vez, he seleccionado la opción de que podáis votar, desde la misma IP, una vez cada hora.

15 de julio de 2007

Las fiestas patronales

(Publicado en el número 115 del diario La Opinión de Torrent)

El año pasado convencí a un amigo para que viniera a Torrent en fiestas. He dicho bien, convencí, porque ya había estado hacía más de quince años y, a pesar de ser un crío entonces, recordaba con angustia los conciertos de Regina Dos Santos en la plaza de la libertad. Como yo le insistí en el cambio que han sufrido las fiestas en los últimos años, decidió volver a ver qué tal. La cosa empezó bien porque fuimos a ver a Coti en concierto en el Parc Central, que es uno de sus artistas preferidos. En los días sucesivos lo llevé a ver la trabucà, cenamos en una caserna de unos amigos, estuvimos hasta la madrugada en las verbenas, volvimos a cenar en una de esas improvisadas cenas que se organizan en la calle por los vecinos, me llevó él a ver otro concierto en el Parc Central, montamos una paella a lo “pensat y fet” en casa de otro amigo, vimos de cabo a rabo la bajada de moros, lo pude llevar a Misa el día de los Santos Patronos y después de la procesión y de dar por concluidas las fiestas con otra opípara cena, fuimos a ver el castillo piromusical. Como ya vamos entrando en edad, al día siguiente, después de varias jornadas de no parar en casa, dormimos hasta las tantas. Cuando volvió en sí, no paraba de hablar de lo bien que lo había pasado y de cómo se han renovado las fiestas de Torrent. -¡ Sólo faltan vaquillas!- me decía una y otra vez, ante mi asombro. –No , por Dios – le decía yo – ¡sólo falta que hagamos los encierros de San Fermín avenida arriba, avenida abajo!

En los últimos años las fiestas de Torrent han ido creciendo en participación y espectacularidad. La razón, no hace falta ser un lince para saberlo, ha sido la aparición de los moros y cristianos, que le han devuelto a las fiestas el sabor de la calle y cómo el ayuntamiento ha sabido combinar esto con conciertos, actividades culturales y espectáculos repartidos por todo el pueblo.

Pero las fiestas pueden morir de éxito. Una vez alcanzada casi la mayoría de edad podrían olvidar cómo han nacido e intentar ahogarse en una serie de férreas normas y disciplinas que dificulten el normal desarrollo de las mismas. El carácter festivo torrentino y valenciano se basa – qué le vamos a hacer– en una cascada de improvisaciones que difícilmente se somete a reglamentos y normativas y querer ponerle coto es como ponerle vallas al campo. No estoy abogando por abrir las fiestas a la irresponsabilidad y al todo vale, sino a saber conjugar el carácter popular con el sentido común. ¿Cuál es el punto de equilibrio?. Reconozco la dificultad de alcanzarlo, pero si se puede conciliar la diversión de los festeros con el descanso de los vecinos, el ser escrupulosos con la ley en los espectáculos en los que prime la seguridad y el sentido común en el resto, habremos dado un gran paso.

De no haber sido por aquellos que una noche dijeron –¿qué os parece si…? – hoy seguiríamos yendo a ver a Regina Dos Santos y a Rosita Amores a la plaza de la libertad. De todos modos, no estaría tan mal.

12 de julio de 2007

La encuesta

Seguimos con la encuesta. He eliminado las opciones que aún no habían recibido ningún, voto, ya nos vamos acercando a las siete finalistas.
Mañana Martes eliminaremos las que tengan menos votos, a ver si ya llegamos a siete.

Encuesta: ¿Cuáles son las siete maravillas de Torrent?

Aquí podéis ver los resultados:

Encuesta: ¿Cuáles son las siete maravillas de Torrent? - RESULTADOS

Como la encuesta sólo permite una respuesta cada vez, he seleccionado la opción de que podáis votar, desde la misma IP, una vez cada hora.

10 de julio de 2007

Las siete maravillas

El sábado pasado fue una fecha de esas que se llaman mágicas: 7-7-7. Algunos estúpidos dijeron que era una cifra que daba suerte así que había que jugar a la lotería. Seguro que le tocó a todo el que jugó...
Aprovechando esta fecha, algún listo se atribuyó el derecho de declarar las siete maravillas del mundo, habida cuenta que las anteriores ya no estaban en pie (bueno, eso creo, que yo no me las sé). Propuso una serie de edificios y construcciones a cual más espectacular y bonita, para que el público pudiera votar y organizó un gran evento en el estadio del Dragón de Lisboa, donde se fueron proclamando las nuevas siete maravillas del mundo. Lamentablemente nuestra Alhambra quedó fuera de la lista donde sí están el coliseo, la ciudad de Petra, la gran muralla china...
Valga la pena que al menos se le ha dado una gran propaganda a la ciudad de Granada a nivel mundial y nos ha suscitado la inquietud de visitarla.

Pero hoy quería hablar de las siete maravillas de Torrent. ¿Qué siete edificios, construcciones, jardines, plazas, etc. merecen ese calificativo?
Yo voy a proponer mi lista y os dejo, queridos amigos, la posibilidad de que hagáis las vuestras. Pasado un plazo de, digamos una semana, cerramos la lista y confeccionamos la lista entre todos. La única condición es que no habrá un orden. No habrá primero, segundo... no todas merecerán el estar en las siete maravillas.
Ahí van las mías:
- Parroquia de la Asunción de Nuestra Señora.
- Auditori de Torrent
- Ajuntament de Torrent
- Parc Trénor
- Torre
- Serra Perenxisa (la vista desde el repetidor de TV3 es im-presionante en días despejados. El vértice geodésico pertenece al término de Torrent y me refiero a ese punto en concreto).
- Clot de Bailón.

Espero las vuestras en comentarios o mandando un correo a arturogarciagil@hotmail.com

9 de julio de 2007

A la fresca

Como el mes de julio no se está portando del todo mal, podemos ver todas las tardes en nuestro querido pueblo (me refiero al pueblo-pueblo de Torrent) la típica estampa de " a la fresca", salir a la puerta de la calle con unas sillitas y estar de "xarreta" con los vecinos. Es una de las cosas que más me gustan de Torrent. Lamentablemente sólo quedan algunos lugares donde se puede practicar, debido fundamentalmente al tráfico. Uno de ellos es la plaza. Es en esos momentos en los que el tiempo parece haberse detenido y podríamos estar contemplando una escena de hace cincuenta años. Me gusta pasear en verano por la plaza, especialmente por la tarde, cuando comienza a caer el sol, "a poqueta nit", tomar algo en el bar de Rafa y ver pasar a unos y otros. Todos tienen algo que decir y comentar. Ese ir y venir de gente. Un chisme por aquí y un cotilleo por allá. (¿saps qui s'ha mort?, ¿ja estas de vacances?, ¿com està la mare?...).

Torrent crece y crece. Los vecinos se multiplican casi de forma exponencial en los últimos años. Supongo que muchos de ellos desconocen la ubicación incluso de la Torre (conocí a un chico que llevaba viviendo diez años en Torrent y no sabía dónde estaba , sólo la había visto una vez y la llamaba "la piedra ésa"). Pero espero que esa tradición se mantenga durante muchos años.

Llamadme marujo... pero a mí me encanta.

6 de julio de 2007

Una pregunta.

En los últimos días me asalta un interrogante acerca de los derechos de autor. Cuando yo publico algo en este blog, ¿de quién son los derechos? ¿De "blogger", míos o están al alcance de todos?.
Si alguien entiende un poco de ley de propiedad intelectual, me lo podría explicar, porque tengo algunos cuentos que me gustaría publicar en el blog, pero me disgustaría que eso supusiera perder su propiedad. ¿Debería registrarlos primero? ¿Tal vez disponer de un dominio propio y exponer un aviso legal sobre propiedad intelectual? Si alguien puede ayudarme o remitirme a la ley, se lo agradeceré.

La h

La h se sentía sola. Nadie venía verla. Nadie la llamaba. Nadie la usaba. Y se sentía mal.

Un buen día decidió no levantarse. Se quedó en su casa en silencio. Pasaron las semanas y nadie la echó en falta. Pasaron los meses y nadie la echó en falta. Al cabo de un tiempo un poeta se dio cuenta de que no estaba. Alarmado, llamó a la policía ortográfica denunciando su desaparición. Enseguida se personaron ensu domicilio y llamaron al timbre. Como no contestaba, derribaron la puerta y la hallaron tumbada en la cama.

Los medicos dijeron que llevaba muerta varios meses, dado el avanzado estado de putrafacción. El hedor era insoportable.

Al día siguiente sólo un periódico dio noticia de su óbito.

Y el poeta decidió no levantarse.

5 de julio de 2007

Carta al amigo de la razón impura

Querido amigo:
Antes que nada, te quiero agradecer que te hayas tomado la molestia de leer mi blog y exponer tus comentarios de una forma tan exahustiva.
Me gustaría puntualizar algunas cosas de las que dices, porque estoy seguro que podemos llegar a un entendimiento:
En primer lugar, te incluyo el vínculo al artículo al que hacía referencía ayer, para que los que no sepan de qué iba, lo puedan leer.

En segundo lugar me gustaría decir que yo no tengo nada en contra de los millonarios, ni del editor de el país, sólo hice un sarcasmo con la idea que alguien critique al hijo de un alcalde de Torrent por haberlo sido en tiempos de Franco- como si el hijo tuviera alguna culpa- y luego se lance en brazos del diario de Polanco, cubriendo su página con todos los titulares. Si hay que desterrar a los hijos de los supuestos franquistas, como él decía, ¿qué hacemos con los verdaderos?. Como veo que no se entendió la ironía, lo aclaro. Además, permíteme que te diga que leo a diario El país y El mundo y que no me creo lo de la manipulación informativa. Cada periódico tiene su línea editorial, sobradamente conocida por todos para dejarse engañar. Sólo manipulan al estúpido. Y sólo el estúpido- y coincidirás conmigo en que los hay- intenta manipular a base de estereotipos y frases hechas. (Permíteme una pequeña maldad: Tengo un amigo socialista que cada vez que sale a colación alguna persona de nivel económico "importante" y de derechas saca a relucir sus negocios y chanchullos en el franquismo. "Así cualquiera se hace rico" suele decir. Otro día podríamos hablar de los que supieron nadar y guardar la ropa y de los que -como la mayoría de nuestros padres y abuelos- fueron honrados y hoy se levantan todos los días con la cabeza bien alta)

En tercer lugar, considerar a Perelló como un payaso puede estar fuera de lo políticamente correcto, pero para mí, un hombre cuyo máximo afán es salir por televisión en el programa de un bufón (y no digo más por no pasarme) como el Sardà, es un payaso. Payaso porque intentando hacer reír, a veces te dan ganas de llorar.

Y en cuarto lugar, en lo que te refieres a Juan Cotino, labrador de Xirivella (hay que conocerlo de verdad para saberlo), permíteme un par de puntualizaciones. La carrera política de Juan Cotino es criticable, por supuesto. Si tú consideras que mientras ejerció su cargo de concejal de seguridad cometió el error de no destruir las fichas policiales de Franco, estás en tu derecho de criticarlo. Habrá que escuchar también su criterio para ver por qué no lo hizo. Si en el cargo de conseller de Agricultura, desatendió sus labores o no defendió los cítricos en Europa, estás en tu derecho de criticarlo. Si en el próximo cargo de Conseller de Bienestar Social, deja de lado alguna realidad social o no se preocupa por los más necesitados, estás en tu derecho de criticarlo. La crítica al político no sólo es buena, sino que es necesaria. Pero si la crítica al político se basa en que va a Misa los domingos, que cree en Dios o que pertenece a un sector determinado de la Iglesia, me parece que es inadecuada, porque estamos conculcando el derecho a la libertad religiosa.

¡Por supuesto que su condición religiosa no se queda en su casa! Los católicos no lo somos el domingo por la mañana en la iglesia y nos olvidamos al salir de ella. (Precisamente es ése uno de nuestros pecados) El católico lo ha de ser en todas sus actuaciones. Si éstas son objeto de crítica o debate, perfecto, estamos en democracia. Pero aludir a su condición de miembro del Opus como si se tratara de una organización maligna y destructiva... me parece una tontería tan grande como aquello de la conspiración judeo-masónica. ¿Qué se diría si se criticara la condición de budista de un político? Imaginadlo. Un político acusa a otro político de ser budista. O de ser hindú. La que se hubiera liado.

Para acabar, este debate no habría tenido lugar si el artículo hablara de las actuaciones que pueda haber tenido Cotino en su experiencia como concejal, conseller o director general, o de su capacidad para dirigir esta consellería, y no se hubiera basado en que como va a Misa, es peligroso. Porque con esa comparación nos está ofendiendo a muchas personas.

Espero que te haya solucionado las dudas que te planteó mi primer artículo. Si quieres que podamos seguir hablando del tema, te invito a que me escribas un correo y podamos conocernos personalmente.

Recibe un cordial abrazo tú y todos los anónimos.

Arturo García.

4 de julio de 2007

Disgustado

Leo en el país, edición digital de Torrent (por cierto, ¿no era su propietario un franquista?, ¿no fue el único editor que en 1970 publicaba libros de texto para las escuelas antes de que se hicieran públicos los programas de estudios?, ¿no fue su director, Cebrián, director de Arriba, Pueblo y RTVE en tiempos de Franco?, ¿no había que desalojar a todos los franquistas y sus descendientes de la vida pública? Al menos eso entendí yo en uno de sus últimos editoriales.) un artículo de Perelló, el ínclito diputado del PSPV, en el que acusa al Consell de la Generalitat Valenciana de haberse entregado al opus, por tener como conseller a Juan Cotino. Decir eso, es, como mínimo de ignorantes. Y si tuviéramos que elegir, querido amigo Andrés, entre Cotino y tú, entre un labrador de Xirivella y el payaso de Crónicas Marcianas, tenlo claro, yo me quedo con Juan.

Perdonad que sea tan duro, pero es que me harta que venga gente a decirnos cómo hemos de pensar, qué peligros nos acechan si viene el PP, si viene Rita o si viene Felipe V otra vez. Eso no es respetar los resultados democráticos ni la voluntad del pueblo, palabras con las que se llena la boca de los políticos la noche electoral y que vuelven a olvidar hasta dentro de cuatro años.

Sigo insistiendo en lo que dije hace una semana, la crispación política no está en el debate político, sino en seguir el juego a los que, en función de sus intereses, están empozoñando el panorama político local. Panorama que ha sido siempre tranquilo hasta ahora y que desearíamos que siguiera siendo así. Habrá que pedirles cuentas cuando esto se le vaya de las manos.

Como dijo María José Català en su discurso de investidura - y así ha sido la tónica en los ultimos gobiernos locales- tenemos que ir todos a una, por el bien de Torrent, olvidando las guerras y disputas que a otros niveles se puedan tener. Por mi parte, prometo no volver a polemizar más sobre este tema. Y de nuevo, os pido perdón si en algún momento he molestado a alguien. Sólo quería mostrar mi disgusto por esta manipulación de la opinión política.

3 de julio de 2007

3 de julio

Hay fechas que llevan consigo inevitablemente una relación. La de hoy es una de ellas, y lamentablemente, de infausto recuerdo. Por ello no quiero hoy decir nada con mis torpes palabras. Sólo tener un recuerdo y una oración por las víctimas y sus familiares.

1 de julio de 2007

El hospital, els hospitalaris y Sento Beguer.


(Publicado en el último número del diario La Opinión de Torrent)

La constitución de la nueva corporación municipal ha traído pareja el anuncio de una vieja reivindicación: tendremos hospital para nuestra población. Pero, ¿es esto una buena noticia o una mala noticia?. Eso ya no está tan claro. Algunos hacen un mohín de disgusto y disimulan su enojo. Otros esbozan una sonrisa cómplice y se alegran. Ignoro el motivo de estas respuestas ante el mismo hecho. ¿Se alegrarán más los enfermos por tener más accesible un centro sanitario? ¿Se enfadarán más los sanos al tener que sufragar con sus impuestos las enfermedades de otros?.Y otra duda nos asalta, ¿ querían o no todos un hospital? En cualquier caso, el debate es estéril: tendremos hospital. Esta noticia no daría para más si no nos fijásemos en un pequeño detalle que ha pasado inadvertido para la mayoría de nuestros vecinos: ¿Cómo podía el pueblo de Torrent, que fue entregado a la Encomienda del Hospital por Jaime I, carecer de tal hospital? Esta ofensa histórica –secular más bien- ha quedado solucionada y para mayor capricho del destino, lo ha sido en el año en el que la comparsa que lleva por nombre la encomienda del Hospital, els hospitalaris, ostentan la capitanía cristiana. Setecientos cincuenta y nueve años después de recibir la carta puebla, Torrent recibe un hospital y setecientos cincuenta y nueve años después los hospitalarios vuelven a tomar el pueblo.

Pero las coincidencias no se acaban aquí. ¿Cuál era el candidato que se presentaba por el Bloc-Verds-Plataforma per l’Hospital? Sento Beguer, a la sazón uno de los miembros más ilustres de esta comparsa. Tales casualidades no pueden entenderse sino como un guiño del destino a nuestro pueblo.

Por ello, creo que este año la capitanía cristiana debería tener tales cosas en cuenta y, a pesar de ya contar con un capitán, al que se entrevistaba en estas mismas páginas en el número anterior, crear la figura de un alférez, un maestre o un caballero y que tal honor recayera en Sento Beguer. Caballero me gusta más: Caballero de la Encomienda del Hospital. Y llegados a este punto, el símil es inevitable. Pues, ¿no es el amigo Sento un Quijote de la política local, un caballero andante de nuestro ayuntamiento?

Vemos a Sento, sentado en su escaño del salón de plenos, mesándose su escasa barba, con la mirada perdida y ese esbozo de sonrisa infantil de un niño que está planeando una travesura y no podemos dejar de ver en él a nuestro Quijote particular. Los paralelismos son abundantes: Alonso Quijano “se enfrascó tanto en su lectura, que se le pasaban las noches leyendo de claro en claro, y los días de turbio en turbio”, nuestro Sento regenta una librería y es fácil verlo rodeado de libros; Don Quijote tenía como caballo a Rocinante, y Sento no tiene uno, sino dos: su auténtico dos caballos; Si Dulcinea era la mujer de los sueños del Quijote, nos consta que a Sento se le cae la baba cada vez que nombra a su Nurieta, como pudimos comprobar en la toma de posesión; El caballero de la triste figura tenía como enemigo al mago Frestón, y al bueno de Sento le ha salido como antagonista un hombre “de cuyo nombre no quiero acordarme”; Don Quijote prometió el gobierno de una ínsula a su fiel Sancho y Sento nos prometía un hospital para Torrent; y por último, mientras el hombre de la Mancha luchaba contra molinos de viento, liberaba galeotes o volaba sobre Clavileño, Sento lucha contra la industria del juguete asiático y quiere que se clausure la cantera de la Serra Perenxisa o se desmantele el parque de aventuras en el Vedat. Bien es cierto que nos falta identificar a un escudero orondo y bonachón, pero, como afirma el dicho popular, las comparaciones son odiosas y eso lo dejamos para el imaginario personal de cada uno.

Así era Don Quijote: defensor de las causas más imposibles, soñador de un mundo un poco mejor, a sabiendas de la miseria que muchas veces nos rodea, optimista que sabe ver lo que otros no ven. Y así es Sento Beguer : un loco genial, un hombre que, si no existiera habría que inventarlo.

Arturo García