12 de noviembre de 2007

Campeonas Nacionales


(Publicado en el último número de La Opinión de Torrent)

¿Se acuerdan de que hace unas semanas comentábamos el gol de Pedro López al Real Madrid? ¿Y cómo nos lamentábamos del escaso peso de Torrent en el ámbito nacional (no sólo deportivo)? Y es que, a pesar de la extensa nómina de equipos, clubes y agrupaciones deportivas torrentinas, hemos tenido muy pocas alegrías en forma de triunfos, campeonatos o medallas. Podemos mencionar a algún jugador de nuestro pueblo que haya competido en primera división de fútbol (Emilio Fenoll, Javi Garrido, Pruden, Bermell, el propio Pedro López y alguno más) o en liga ACB (Alfons Albert creo que llegó a ser internacional), recordamos también que el Torrent llegó a 2ªB e incluso se enfrentó al Rácing de Santander en la Copa del Rey; o el campeonato del mundo de motociclismo de Champi y los éxitos de nuestra tenista Anabel Medina. Si no me equivoco dimos un gimnasta que participó en unas Olimpíadas, pero no recuerdo su nombre (1) y seguro que me dejaría en el tintero a algún otro que haya despuntado a nivel internacional. El olvido no obedece a demérito suyo, sino a falta de repercusión mediática. En España la información deportiva se constriñe al fútbol, darle un poco de coba al baloncesto y a Alonso y poco más. El resto no existe. No para la prensa, claro.
Y va y resulta que existe el atletismo. Y que tenemos grandes campeones en casa. Y que tal vez pronto nos den alguna alegría en algún evento internacional o incluso en los juegos olímpicos de Londres, pues en nuestra localidad tiene su sede el equipo campeón de España en categoría cadete: El Club de Atletismo de Torrent. Estas chicas se proclamaron el pasado octubre campeonas en su categoría, por encima de clubes con el prestigio y el historial del Terra i Mar, del F.C. Barcelona, o del Playas de Castellón, entre otros.
Es un lujazo que estas atletas paseen el nombre de nuestro pueblo por España. Cabe felicitarse más aún pues tiene entre sus filas a auténticas promesas del atletismo nacional que sin duda coparán portadas y medallas muy pronto. Quédense con algunos de estos nombres: Verónica Aliaga, Casandra Caparrós, Begoña Navarro, Carla de Tena, Ana Cordero, Patricia Resa, Raúl Gracia, Miguel Ángel Sancho o Abel Navarro,(2) por citar a algunos, pero podríamos hacer una lista más numerosa, pues en su plantilla cuenta con más de un centenar de atletas. Si quiere conocer un poco más a los que componen este club, viste su página web (http://www.catorrent.com/) o vaya a verlos in situ a la Ciutat de l’esport, en las instalaciones del Parc Central.
Lamentablemente en este deporte el patrocinio es una especie en vías de extinción y a pesar del buen hacer de los que componen la familia del CAT, encabezados por su presidente, Miguel Ángel Villalba, su actividad se ve frenada por el asunto económico. Competir por toda España requiere de un presupuesto que permita afrontar los desplazamientos y los gastos que conllevan, sin tener que asfixiar a las familias de los atletas. Por eso, si usted es empresario y desea que su nombre acompañe el éxito de estos deportistas por toda la geografía española, no lo dude. Asocie su empresa a un equipo ganador. Lo fácil es apostar por el Valencia, el Real Madrid o el Pamesa. Recuerde a los que apostaron por Fernando Alonso en su momento y apueste por los futuros campeones olímpicos, y si no, al tiempo.

(1)Aunque no llegué a tiempo para incluirlo en la edición impresa, recordé el nombre del gimnasta torrentino que estuvo en la Olimpíada: Álvaro Montesinos.

(2) La imposibilidad de excederme de cierto número de palabras en la edición impresa no me permitió citar a todas las componentes del equipo cadete campeón de España.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Estas chicas son impresionantes. Tengo la suerte de conocerlas personalmente y además de grandes deportistas son trabajadoras, simpáticas, divertidas, inteligentes,... Hay que apostar por el deporte de base y en poco tiempo seguro que llegarán más alegrías.
Enhorabuena al equipo campeón. Miguel Ángel ha hecho un buen trabajo.
Un abrazo.
Alberto.