23 de octubre de 2007

Mis plazas favoritas

Ahora que el ayuntamiento ha anunciado que va a terminar la remodelación de la plaza y desde mi atrevida ignorancia acerca de en qué va a consistir y sobre todo, qué va a pasar con el foso (no me gusta ni creo que haya que dejarlo descubierto, ni siquiera cubierto con cristales como L'Almoina), considero necesario lanzar dos denuncias acerca de las plazas de nuestro pueblo. ¿Recuerdan un post allá por el mes de junio en el que hablaba de las plazas que para mí mayor significado tenían?. Han pasado unos meses y me mantengo en mis trece.
Ayer pasé por la placeta de Sant Roc. Nací al lado de ella y allí me he criado. Ya comenté que la reforma no me satisfacía del todo. Pero lo que menos me gusta es que se ha convertido en un espacio de aparcamiento por arte de magia. Ignoro quién es el desaprensivo que sube su coche a la plaza y allí lo deja, pero sospecho que no son vecinos, sino gente de paso (me reservo sus identidades). En cualquier caso, no es de recibo. Ayer contabilicé hasta ocho vehículos en su interior. Y no era un día extraordinario. Si usted es de los que aparca el coche en cualquier lado, aplíquese el cuento, pues esto vale para todo el pueblo: aparque bien, por favor. Yo procuro hacerlo, no por civismo, lo reconozco, sino por una extraña obsesión con mi coche y el temor a que sufra algún daño si lo dejo de cualquier modo. Y no estaría de más que la Policía Local se diera una vueltecita por allí y dejara unas cuantas recetas.
Después de salir indignado con los que aparcan mal pasé por la Plaza Mayor. Observé que habían instalado torpemente un mupi (creo que se dice así) de los que marca la hora y la temperatura. Nada que objetar a estos nuevos inquilinos del mobiliario urbano salvo que ni el mayor enemigo de la Torre lo habría puesto en un sitio peor, justo delante del emblema de la ciudad (esta mañana he pasado con coche y me ha parecido que ya lo habían retirado, enhorabuena al responsable). Además, después de las lluvias, el foso sigue inundado y de un saludable color verde, que seguro hace las delicias de los hongos, el moho y los mosquitos. ¿No se puede limpiar?
Cuidado, no vaya a caerse dentro, a saber lo que puede coger.

3 comentarios:

Pedro dijo...

En cuanto al aparcamiento... yo lo veo normal Arturo... es una odisea,si te pasas por mi calle un jueves por la noche (ya que el viernes hay mercado) hay coches por todas partes aparcados, encima del parque, en la acera, incluso en la zona de los árboles, entre árbol y árbol!! y porsupuesto, una inmensa segunda fila, sacar el coche puede ser entretenido, es como jugar al Tetris, pero más cansado... en cuanto al foso, creo que pronto iban a arreglarlo, no??

Carles dijo...

Ya no está el panel informativo, ayer lo quitaron (me dí cuenta yendo en el Rosari, mi primer Rosari de este año!!! qué perro!!!). Muppy, creo que es más publicidad estática, en Aldaia lo llamamos "panell informatiu electrònic". Toma ya.

amparo dijo...

Pues no te quiero ni contar como esta la antigua placeta de piles, entre borrachos, coches y caquitas de perros... es una vergüenza que las plazas de Torrent esten en este estado.¿Realmente quien las disfruta?Si no se puede ni pasar por ahi..es preferible dar un gran rodeo...