11 de septiembre de 2007

Cretinos III


Otro de los cretinos que aparecen en verano es el creativo publicitario de los grandes almacenes por excelencia en España. Su propaganda, basada en niños felices que estrenan de todo y cancioncillas pegadizas que acabas odiando, suele aparecer en nuestros televisores la tercera semana de agosto, lo cual viene a suponer el final del verano, por más que queden más de cuarenta días para ello. Al publicista-creativo le importa un bledo que a usted la visión de este spot le cueste una depresión de la que ya no se recuperará hasta el próximo mes de agosto. A él lo único que le preocupa es recordarle los pocos días de vacaciones de los que dispone y las suculentas facturas en ropa, material escolar y otras cuestiones que le aguardan en las próximas semanas.
Y para tal fin suelen elegir unos lemas que nos cuentan la felicidad que se supone tienen los niños al volver a las aulas, su ilusión por volver a ver a los amigos por estrenar cosas... Pero nada de nada. Sólo tiene que retroceder unos años atrás y recordar la angustia que usted sufría la víspera de ir al colegio el primer día, angustia que se acrecentaba si iba de vacaciones fuera y volvía justo el día de antes. ¿Recuerda aquella caravana de coches, en un embotellamiento, con el coche cargado con maletas, bolsos, la televisión, los hijos embutidos en los asientos traseros, con un calor de mil demonios sin aire acondicionado y la radio de fondo dando los goles de la primera jornada de liga en el Carrusel? ¿Y eso a usted le daba ilusión? Parece ser que al publicista sí.
Todavía no he visto un niño que llore agarrada de la maestra el último día de clase implorando que le dejen un poco más en el colegio. Ayer vi a una niña haciendo lo propio con su madre a la puerta de la escuela. Tenía cuatro años y era un cromo de niña. Las lágrimas y los mocos le rodaban por la cara mientras suplicaba a su madre que no la dejara allí, diciéndole "¡Te quiero mucho!" "¡Dame besos!" con un sofoco que me ponía un nudo en el estómago.
Pero, claro, esa imagen no vende mochilas.

No hay comentarios: