31 de julio de 2007

El carrer major y sus amigos

Estas fiestas he tenido la oportunidad de conocer a mucha gente que me lee en el blog o en La Opinión. El gazapo del nombre de mi último artículo me ha permitido saber cuántos leen el articulito, lo cual, al igual que le pasa a Carles, me avergüenza un poco. Uno de los amigos que he hecho es el quijote torrentino Sento Beguer. Cada vez que lo veo no puedo sino pararme a saludarlo. Alguien me pregunta qué tengo que ver, ideológicamente hablando, con el caballero de la alegre figura para saludarlo tan efusivamente. -¡Qué tendra que ver!- le digo yo- para que lo aprecie y respete. Otros a los que ya conozco, me paran en la verbena o en las puertas de las casernas para decirme lo que piensan del blog. Sólo me ha faltado conocer al delincuente fallero, que ya se ha dado a conocer a Carles. Ayer lo vi en la procesión, pero al no estar seguro de que era él, no le dije nada. La próxima vez, lo pararé.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Eh, hola

Delincuente Fallero dijo...

El delincuente fallero, te vió en la primera trabucà, en la que estabas de espectador junto a tu padre, pero andaba pendiente de la trabucà ya que habia prometido enviar fotos y comentario para http://www.actualidadfestera.es
A tu padre ya le he dicho que tengo ganas de conocerte.
Por cierto mañana cenaré con tu prima Mª José (saludos que seguro que lo lee, jajaja) y fijo que tenemos tertulia política.

Sento Beguer i Miquel dijo...

Qué sàpies, Arturo; que l'alegria cada volta qué es trobem és mútua. Continúa mantenint eixa fina ironia que et caracteritza i si d'algú no ho enten... pijor per a d'ell, que no sap el que es perd.