4 de julio de 2007

Disgustado

Leo en el país, edición digital de Torrent (por cierto, ¿no era su propietario un franquista?, ¿no fue el único editor que en 1970 publicaba libros de texto para las escuelas antes de que se hicieran públicos los programas de estudios?, ¿no fue su director, Cebrián, director de Arriba, Pueblo y RTVE en tiempos de Franco?, ¿no había que desalojar a todos los franquistas y sus descendientes de la vida pública? Al menos eso entendí yo en uno de sus últimos editoriales.) un artículo de Perelló, el ínclito diputado del PSPV, en el que acusa al Consell de la Generalitat Valenciana de haberse entregado al opus, por tener como conseller a Juan Cotino. Decir eso, es, como mínimo de ignorantes. Y si tuviéramos que elegir, querido amigo Andrés, entre Cotino y tú, entre un labrador de Xirivella y el payaso de Crónicas Marcianas, tenlo claro, yo me quedo con Juan.

Perdonad que sea tan duro, pero es que me harta que venga gente a decirnos cómo hemos de pensar, qué peligros nos acechan si viene el PP, si viene Rita o si viene Felipe V otra vez. Eso no es respetar los resultados democráticos ni la voluntad del pueblo, palabras con las que se llena la boca de los políticos la noche electoral y que vuelven a olvidar hasta dentro de cuatro años.

Sigo insistiendo en lo que dije hace una semana, la crispación política no está en el debate político, sino en seguir el juego a los que, en función de sus intereses, están empozoñando el panorama político local. Panorama que ha sido siempre tranquilo hasta ahora y que desearíamos que siguiera siendo así. Habrá que pedirles cuentas cuando esto se le vaya de las manos.

Como dijo María José Català en su discurso de investidura - y así ha sido la tónica en los ultimos gobiernos locales- tenemos que ir todos a una, por el bien de Torrent, olvidando las guerras y disputas que a otros niveles se puedan tener. Por mi parte, prometo no volver a polemizar más sobre este tema. Y de nuevo, os pido perdón si en algún momento he molestado a alguien. Sólo quería mostrar mi disgusto por esta manipulación de la opinión política.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Andres Perello ademas de ser uno de los politicos mas demagogos que se ha podido escuchar en democracia, para su propio autobombo autoadquirio el rol de politico del bueno rollo, por eso aparecia haciendo el ridiculo en Cronicas Marcianas y cosas asi. Es una especie de "ariete clown" que utliza el PSPV para no ensuciarse de barro, un mindundi intelectual, un "hooligan del discurso", en definitva, un politiquillo de tres al cuarto.

Pedro dijo...

Arturo!! a quien le disguste que se apañe!! es difícil encontrar un medio de comunicación que no esté manipulado... no te enfades ni te crispes, que estás de vacaciones y vas a ser papá! (que salga con tus ojos, pero con su inteligencia)

Un abrazo.

Arturo García dijo...

Amigo Pedro, no me crispo, pero me fastidia que se cacaree la libertad religiosa y luego se dé caña a los católicos, sean de la línea que sean, sólo por el hecho de serlo.
En cuanto a los medios de comunicación manipulados, no creo en tal cosa. Cuando leo el Mundo, el País, el ABC, oigo la SER, la COPE o Punto Radio, sé lo que oigo. Sé su línea editorial. Pero ellos también pueden ser criticados.
Un abrazo, Pedro.

La razón impura dijo...

Arturo, en primer lugar, no sabía yo que El País tuviera una edición torrentina... nada, nada, que con tanto Torrent por todas partes, tiene su lógica.

Fíjate lo que son las cosas: tu desliz es fácilmente comprensible pero lo que no tiene ni pies ni cabeza es que establezcas analogías en las que las premisas de partida no son semejantes. ¿Acaso el hecho de ser labrador excluye el ser payaso? ¿Acaso el ser payaso excluye el ser labrador?

¿Acaso el ser labrador es algo honorable y por contra, el ser payaso y demagogo, no?

Hay labradores buenos y malos. Los hay que son rebordecidos en cuantito tienen la ocasión y los hay que son más benditos que un trozo de pan en una romería mariana.

El que Perelló haya participado en Crónicas Marcianas no invalida sus opiniones, si éstas son certeras.

Si te parece mal que el político socialista cuestione la capacidad de Cotino de entender el bienestar social como algo a lo que todos tenemos derecho y no como la ya conocida caridad cristiana basándose sólo en su pertenencia al Opus Dei, no hagas tú lo mismo prejuzgando los razonamientos de Perelló por haber participado en un programa televisivo de tendencia amarillista, como si eso le quitara valor a la opinión.

Yo no creo que sea de ignorantes decir que el Opus Dei está tomando posiciones en la derecha valenciana. Es más, estoy convencido de que Perelló tiene parte de razón. Juan Cotino es de Xirivella, sí. Pero lo de labrador tendremos que dejarlo muy en el aire, porque hasta donde me llega la memoria, ese señor ha sido concejal del ayuntamiento de Valencia, luego Director General de la Policía Nacional, Delegado del Gobierno en la CV y conseller. Si alguna vez fue labrador, hace ya mucho, pero mucho, mucho, mucho, que no ejerce. Y creo que antes de ser político fue profesor en el colegio El Vedat, de marcada tendencia opusdeísta. Añádele que daba clases en una asociación xirivellera fundada por la Obra. Lo de agarrar la hazada e irse a abrir la acequia me da la impresión de que ya no sabrá ni hacerlo. En fin...

Que Perelló no te dice cómo tienes que pensar. Dice lo que él piensa y prou. Podrá gustarte o no, pero es lo que hay.

Por último, te pregunto ¿qué tiene que ver que Polanco editarse libros de texto para las escuelas en 1970 con ser franquista? ¿Acaso todos los que vivieron durante la dictadura, por el mero hecho de no haberse rebelado a sabiendas de que se jugaban la vida o cuando menos, años de cárcel, han de ser considerados franquistas?

¿Que tiene que ver que Cebrián, director de Arriba, Pueblo y RTVE en tiempos de Franco, con que Perelló diga que parte de los que hoy nos gobiernan son seguidores de una facción de la religión católica que se fundamenta en una interpretación muy rígida de la fe cristiana (por no decir directamente que se trata de una secta, con todo lo que eso conlleva)?

¿Es que mostrarse claramente en contra de una opción política y de lo que existe detrás de ella es no respetar los resultados democráticos? No respetar los resultados democráticos sería perpetrar un golpe de Estado o manipular votaciones futuras para modificar la voluntad del pueblo, o recurrir a artimañas legales para cambiar lo que no gustase, o cerrar los cauces por los que el pueblo pudiese manifestar sus opiniones.

¿Qué pasa, que por el mero hecho de haber ganado unas elecciones por mayoría absoluta, los que no han votado esa opción política han de permanecer callados cuando lo que están viendo no les gusta? ¿Pretendes, con la tan manida excusa del respeto a todos y por todos, que Perelló o yo, por ejemplo, hagamos mutis por el foro?

A mí ya me preocupaba, mucho antes de que Andrés Perelló lo dijese, que el Opus Dei estuviese tan cerca del poder valenciano. Entre otras muchas cosas, porque estos señores no dejan su opción religosa en casa cuando acuden a sus despachos públicos. Se la llevan encima y la pasean, sin percatarse de que son representantes no sólo de los católicos que les han votado, sino de los que no lo han hecho.

Vivimos en un país aconfesional, en el que no existe ninguna religión oficial, pero fíjate tú que cosas, criticamos los gobiernos extranjeros cuando tienen marcadas influencias religiosas, casi siempre extremistas hasta decir basta, y tenemos que callarnos cuando algunos de los miembros del gobierno valenciano militan en una organización religiosa conocida por su intransigencia moral y su elevado poder económico...

¿No fue Cotino, en el año 94, siendo concejal de Seguridad ciudadana del ayuntamiento de Valencia, el que mandó guardar las fichas policiales de vagos y maleantes, creadas en la dictadura franquista?

Un labrador muy bien intencionado.

Polanco editaba libros y Cebrián dirigía medios escritos en época franquista y Cotino pretendía reprimir en época democrática. Ya ves... los unos hacían lo que podían y les dejaban durante un período represor y el otro, en lugar de destruir unas fichas policiales repletas de vulneraciones a los derechos fundamentales protegidos por la CE, se dedicaba a guardarlas, por si acaso...

Quizás resulte que son situaciones idénticas y a mí no me alcanzan las neuronas para ver las similitudes.

La crispación, generalmente, surge de la mentira y la evidente manipulación. No llames crispadores a los que tan sólo emiten opiniones que, cuando menos, tienen fundamentos objetivos detrás.

A los católicos no se les da caña por serlo, Arturo. En eso te equivocas: se les da caña porque no saben desligar su práctica religiosa de la vida pública, cuando éstos actúan como representantes oficiales del Estado o de una CA, como es el caso.

Anónimo dijo...

"Por último, te pregunto ¿qué tiene que ver que Polanco editarse libros de texto para las escuelas en 1970 con ser franquista? ¿Acaso todos los que vivieron durante la dictadura, por el mero hecho de no haberse rebelado a sabiendas de que se jugaban la vida o cuando menos, años de cárcel, han de ser considerados franquistas?


SI, SI a Polanco lo obligaron los fachas a convertirse en millonario haciendo que vendiera sus libros a los niños casi como un monopolio, POBRECILLO!!!! Desde luego que malos eran esos fachas ehhh!!

MIra que convertir a un pobre trabajador de imprenta en la persona mas rica e influyente del pais!!!

Razon Impura, eres un cachondo!!!!

La razón impura dijo...

¡Ah! que ahora resulta que sólo pueden hacerse ricos los fachas, los que pensaban o piensan que lo principal es fomentar lo público, que el Estado garantice las necesidades básicas de todos sus ciudadanos, que se han de proteger a los más desvalidos, etc., etc., etc., han de ser pobres por necesidad. Y mira que como te vea ganando más de lo que yo pienso que necesitas para ir por la calle de rojo melenudo con un lema anti-sistema en la camiseta, te llamo al orden para que te me reconviertas al bando pijeril... Anda ya, hombre, anda ya...

Que el discurso de que el dinero sólo puede pertenecer a los liberales ya está muy manido, por favor...

Mira, culpar a un progresista de chaquetero porque mientras convivió con el régimen de Franco, supo nadar y guardar la ropa, es señalar con el dedo acusador a casi la tercera parte de los españoles de más de 50 años, y ya son, ya.

No desvirtúes mis palabras, o al menos, si lo haces, ten algo más de estilo, hombre, que pensar no cuesta tanto.

La queja de Arturo no tiene fundamento: lo que dice en el párrafo primero sobre Polanco y Cebrián no tiene ninguna relación con la columna de A.Perelló en El País. Pero si él se la quiere ver... el mundo está lleno de incongruencias.

Se me olvidó decirlo antes: en este mundo virtual los que ya llevan años escribiendo en blogs, tanto personales como políticos, cuando hacen referencia a un escrito publicado en otra página web, tienen a bien el incluir un link al texto citado. Más que nada para que los posibles lectores puedan saber de qué se está hablando y no tengan que perder su tiempo en buscar por ellos mismos.

Anónimo dijo...

Eres un poco pedante razon impura, solo eso....

Anónimo dijo...

Para razón impura:
Mi padre tiene mas de 50 años y no se hizo millonario haciendo negocios sucios con el antiguo regimen, quizas tu o tu padre lo hicisteis, alla vosotros con vuestras conciencias.

La razón impura dijo...

Anónimo 1:

Mientras sólo sea un poco pedante, podré dormir tranquilo, :-D

Si te sientes más a gusto calificándome en lugar de ofreciendo tu opinión sobre lo que yo había expuesto con anterioridad, tú mismo. Es una manera como otra cualquiera de salirse por la tangente.

Anónimo 2:

Me alegro de que tu padre sea un hombre honrado. El mío también lo fue. Y tampoco se hizo rico. Deduzco que porque no pudo o no supo. El que nada y guarda su ropa a la vez no es un aprovechado o un arribista o un deshonesto: es, simplemente, un superviviente.